¡Sara os cuenta la experiencia de su paso por la Jornada de Puertas Abiertas de Air Nostrum. Esperamos que os ayude a todos!

A finales de agosto recibí en mi móvil la foto de un periódico con el siguiente encabezado: AIR NOSTRUM BUSCA JÓVENES CON NIVEL DE INGLÉS PARA TRIPULAR SUS CABINAS.
Mi tía de Valencia se encargó de hacerme llegar esta noticia tan pronto como lo supo, pues conoce de sobra mis ganas de empezar a volar.
Según este artículo, habría una jornada de puertas abiertas en Madrid, el 3 de septiembre, en el hotel NH Nacional a partir de las 9:30 horas. Debías registrar tu curriculum en su página web e inscribirte en la oferta de puertas abiertas.
La documentación requerida para acudir a la entrevista era la siguiente:

  • 2 fotos de tamaño carné
  • 1 foto de cuerpo entero
  • 1 Fotocopia del DNI o permiso de residencia y trabajo
  • 3 copias del curriculum vitae
  • Certificaciones de los estudios cursados

Además, pude leer los requisitos y el perfil de TCPs que buscan en Air Nostrum. Ellos te forman y te dan el curso de TCP, así que no es necesario tener el famoso curso de las academias. Los requisitos eran los siguientes:

  • Edad: entre 18 y 26 años
  • No es necesario tener experiencia previa, pero sí haber cursado mínimo 1º BACHILLER / CICLO FORMATIVO GRADO MEDIO O SUPERIOR
  • Dominio fluido del inglés
  • Para las mujeres, la aerolínea requiere de una altura media de entre 1,65 y 1,80 metros, para los varones de entre 1,70 y 1,80 metros. 
  • Buena presencia 
  • Saber nadar
  • Permiso de residencia y trabajo


Llegué al hotel indicado antes de las nueve de la mañana. Creo que es bueno llegar con tiempo para conocer el sitio, buscar caras conocidas de otras convocatorias, hablar con más tcps, darte tiempo para relajarte antes de empezar… A ojo, diría que éramos cerca de 200 personas, todos apilados en recepción esperando a ser llamados por las entrevistadoras.

A las nueve y media bajaron dos personas de la compañía para saludarnos e invitarnos a subir al primer piso. Éramos tantos que mucha gente tuvo que esperar su turno en las escaleras, ya que no todos cabíamos en la primera planta. Nos pidieron que hiciésemos una fila y que fuéramos pasando a la sala en grupos de cinco, con nuestro curriculum preparado en la mano.

Al pasar a la sala, había cuatro personas en total. Dos de ellas en pie para medirnos, y otras dos sentadas en la mesa para recoger nuestro curriculum. Como en todas las compañías, nos hicieron descalzarnos y nos pusieron en una pared para medirnos, aunque he de decir que en esta ocasión no había medidor de altura por ninguna parte. En lugar de metro, usaron un bolígrafo. No tenemos muy claro cómo calculaban la altura, ya que muchas de las chicas sí medían el 1,65 requerido, con ticket de farmacia en mano.

Una vez finalizada la prueba de altura, nos hicieron alguna pregunta sobre nosotros, con el curriculum en mano; edad, a qué te dedicas, si tienes el curso de tcp… dos o tres preguntas rápidas sobre nuestra experiencia laboral, y vuelta afuera para esperar la siguiente fase.

Como he mencionado, varias personas no pudieron continuar por la altura, y esto es algo que se toman muy en serio. Tras más de una hora esperando, volvimos a entrar en la sala, pero de casi doscientas personas que éramos inicialmente, ahora quedábamos unas 70 aproximadamente. Primera criba.

La siguiente fase consistía en un test psicotécnico. Se trataba de un folio escrito por las dos caras con muchos adjetivos. En una cara tenías que marcar con una cruz los adjetivos que se ajustan a ti, y en la siguiente cara debías hacer lo mismo, pero marcando los adjetivos según crees que te ven los demás.
Tras esta prueba, volvimos a salir a recepción para esperar a ser llamados de nuevo. En esta ocasión no tardaron mucho. Nos dijeron que iban a corregir los test y a mirarlos detenidamente junto a cada curriculum. Apenas cuarenta minutos después entramos de nuevo a la sala.

Nos sentamos en los mismos sitios de antes, y las entrevistadoras dijeron que darían los nombres de las personas que pasaban a la última fase, la entrevista personal. En total diría que mencionaron unos 10 o 12 nombres. Segunda criba.

Hasta aquí puedo aportar mi granito de arena, pues yo fui una de las que se tuvo que ir para casa. Más tarde hablé con una compañera que pasó a la fase final, y sé que la entrevista duró unos 15 minutos. Le preguntaron qué sabía de la compañía, por qué quería ser tcp, hablaron sobre sus estudios… vamos, lo típico. La prueba en inglés consistió en hablar sobre sus últimas vacaciones durante un minuto; la entrevistadora le dijo cuándo tenía que parar. De dinámicas de grupo, nada de nada.

La jornada duró toda la mañana y parte de la tarde, así que todos aquellos que vengáis de fuera, venid con tiempo. En cuanto a cómo ir vestidos, yo recomendaría con traje y chaqueta, pero sin pañuelos al cuello. Para las chicas labios rojos, base, colorete y rímel imprescindible. En Air Nostrum se fijan muchísimo en la imagen. No buscan modelos pero sí personas naturales con buena presencia, así que con una sonrisa relajada en todo momento.
¡Mucha suerte a todos!

Foto: Armando G Alonso

 

Share: