¿Qué le regalo a una azafata? Ideas que te pueden servir para el día de Reyes.

by lucyintheclouds

Llega la navidad y todos hacemos listas de regalos. Bueno, todo el mundo menos las azafatas que de tanto volar, llegamos agotadas a casa, hartas de intentar doblar abrigos que ocupan todo un rack ellos solos. Así que, para todos aquellos que tengáis un TCP en vuestra lista de gente a la que hacer regalos, aquí van unas ideas:

 

 1. Un reloj de varias esferas, es decir, en el que puedes ver al menos dos horarios a la vez. Estamos hartas de conversaciones como:

 -¿Qué hora es?

-¿Dónde? En el reloj llevo la hora de Madrid, allí son las 6, así que súmale 7 horas, no, 6 que estamos en verano, así que aquí son… las 12.

Casi tenemos que sacar el ábaco para ver la hora y así averiguar si es la hora de comer o la de desayunar, si por ejemplo tenemos que tomar un medicamento a una hora concreta, el caos ya es espectacular. Así que si el reloj tiene opción de alarma, el regalo será perfecto. Recuerda que debe tener segundero (en aviación es obligatorio) y que es mejor que sea discreto, negro o azul marino.

2. Un neceser. Yo personalmente tengo mil, y nunca son suficientes. El de maquillaje de la maleta, el de maquillaje del bolso, el de los champús, el de los “por si”  (por si hace frio, por si hace calor. Por si llueve, por si no llueve. Por si salgo a cenar, por si no salgo. Por si cae un meteorito en la tierra, por si no cae…) un neceser siempre viene bien, pero no uno cualquiera. Deben ser moldeables, es decir, que no sean rígidos, y si son impermeables, mejor que mejor. Si además no quieres dárselo vacío, mete algunos básicos, como crema hidratante, cacao de labios o un mini costurero.

 

3. Un termo. Sí, puede parecer ridículo pero ¿tenéis idea de lo que cuesta tomarse un café caliente en el avión? Es misión imposible. Empiezas a prepararlo. Sucedáneo de café en polvo, sucedáneo de leche calentada al baño maría porque no hay otra forma, azúcar moreno que has mangado del hotel de quién sabe dónde, y cuándo ya lo tienes, que le has hecho hasta espumita, sale la sobrecargo de cockpit, te lo quita y dice “perfecto, el café que el capi me acaba de pedir ¡gracias!” y se lo lleva. Así que empiezas otra vez, sucedáneo de café, de leche… y cuándo ya lo tienes “ding!” un pasajero te llama para pedirte un vaso de agua. Cuando el resto lo ven, te piden 7 vasos de agua, 3 zumitos de manzanita y lágrimas de un dragón rosa de las montañas de china; vamos, que cuando acabas tu café esta frío. Y vuelves a empezar, y cuando te lo vas a tomar, es hora de asegurar cabina para aterrizaje. Y así durante 4 vuelos. Estas cosas, con un termo, no pasan. Si lo pasáis sólo con el café en polvo y lo rellenáis con agua de la cantina o del avión, tendréis café hecho todo el día.

 

4. Un adaptador de enchufe. La mayoría de los hoteles tienen, pero hay que pedirlos en recepción y a veces se les acaban, así que un adaptador internacional para llevar siempre en la maleta es súper útil. Si además te fijas en cuál es su modelo de móvil y le añades un cargador de la batería, el regalo ¡será perfecto!

 

5. Un ebook. Da igual el modelo, cuanto más pequeño y ligero sea, mejor. Si además tiene 3G y wifi, tu azafata será la mas molona de el avión.

 

6. Un mini botiquín. En cualquier farmacia te ayudarán a hacerlo, son fundamentales las tiritas y el ibuprofeno. Parece algo muy básico, y en el avión llevamos botiquines… pero no siempre estamos on board, y no es fácil hacerse con un gelocatil en medio de Moscú.

 

7. Ropa térmica. Sí, puede sonar casi tan raro como lo del termo, pero la ropa térmica ocupa muy poco espacio, y en esos días en los que pensabas ir a canarias y acabas en Noruega, un par de prendas térmicas pueden salvarte la vida

 

8. Una cartera para la documentación. Los “aviadores” llevamos además del DNI, el pasaporte, la licencia de vuelo, el certificado médico, la tarjeta de compañía, cartilla de vacunación… y son documentos muy importantes que normalmente preferimos no llevar al súper, así que una carterita para llevar todo eso y mantenerlo ordenado sin que se pierda o se dañe es una buena idea.

 

9. Unas gafas de sol. Si, para llevar siempre en la maleta, porque a veces salimos de casa a las 5 de la mañana, noche cerrada y sin acordarnos ni de nuestro nombre. Y aterrizamos en Tenerife a las 9 con un sol radiante… y sin gafas de sol. Y en ese momento las echamos de menos. Si tienes unas siempre en la maleta, eso no te pasa.

 

10. Unas “bailarinas” si, esos zapatitos que no ocupan mucho espacio y sirven para recorrer muchos kilómetros de mundo tanto en invierno como en verano, y tan cómodos como ir descalza. En el caso de los chicos… ¿unas alpargatas?

 

Espero que os sirva de ayuda, si regaláis alguna de estas cosas, no olvidéis contarnos si le gusta a la persona que lo recibe. Si tenéis más ideas, no dudéis en dejarlas aquí, ¡seguro que serán de mucha ayuda!

 

Artículos Relacionados

6 comments

Buon Viaggio diciembre 26, 2013 - 20:54

Muy buen artículo Nita. Tomamos nota de las necesidades que tiene un tcp 😉

Reply
Abigail Guadalupe Pérez diciembre 27, 2013 - 02:35

Toooooooda la razón….

Reply
Silvia Murakami diciembre 27, 2013 - 04:34

que guenaa

Reply
María R enero 2, 2014 - 22:27

Qué interesante!!!!! Me encantan tus post!!!!

Reply
Daniel Blanes Jacquart enero 3, 2014 - 00:48

grandes ideas ^^

Reply
arturo enero 6, 2014 - 19:44

jajaja nita mi ermana kiere ser azafata y le e comprado algunas cosas de las q dices aqui para cuando lo consiga y nada mas verlo supo se lo regalaba pork lo abia leido aki!! le encanto todo porcierto mil gracias por las ideas!!me salvaste la vida!!

Reply

Leave a Comment