Desvelando secretos

Los W.C. del avión. El flush es el demonio.


Esta mañana entre mail y mail, he escuchado una frase infernal que salía de mi tele:
“Colecciona exclusivos utensilios para preparar, decorar y disfrutar infinidad de deliciosos postres con Hello Kitty
¿Por qué? ¿Por qué? No es suficientemente empalagosa la gata sin boca como para que ahora nos empalaguen todavía más con moldes rosas para tartas, lacitos fucsia y glitter everywhere?
No sé por qué le tengo tanta manía a Hello Kitty. Ni de pequeña me hacía gracia. Pero creo que la culpa del aborrecimiento la tiene una niña de unos 3 o 4 años que llevé una vez en el avión.

Aquel vuelo fue uno de esos vuelos raros. Un embarque perfecto, una calma especial en la cabina…una extraña atmósfera típica y previa a la llegada de un huracán.
Todo fluía a la perfección hasta que una adorable pequeña vestida con traje de princesa, y que había entrado dormida en brazos de su padre, se despertó en medio del servicio a bordo, agitando un peluche tipo llavero, bastante mugroso y gritando:

* ¡Mamáaaaa Kitty tiene piiiiiis!
* Espera hija, que ahora pasan las chicas con el carro y nos levantamos.
* Noooo! ¡Hello Kitty tiene mucho piiiiiis!

En ese momento nuestro carro de zumos pasaba 3 filas por delante de la niña, que al ver que ya quedaba poco para llegar a ella, se olvidó de su “¡piiiiiis!” y empezó la nueva cantinela con:

* ¡Mamáaaa Kitty quiere zumo de manzana!
* Sí hija, ahora te lo pido
* ¡No mamáaa ahoraa. Kitty quiere ahora. Zumito de manzanita!

Y yo que ya llevaba 3 pasajeros escuchando lo del zumito de manzanita, sabía que se iba a armar buena:

* Una cerveza sin alcochol para mi mí. ¿Roberto, tú qué quieres? Una coca-cola…y para la niña un zumo de manzana.
* Lo siento pero no tenemos zumo de manzana. Se lo puedo poner de piña, melocotón, naranja y tomate.

Y la niña, que estaba hablando con la gata mugrosa, contándole lo rico que iba a estar el zumito de manzanita, se giró hacia mí con la misma cara con la que Regan MacNeil miraba al padre Karras:

* Zumito de manzanita para Kitty
* Hola guapa. No tenemos zumito de manzanita. ¿Quieres uno de naranja?
* Naranja no. Manzanita para Kitty
* Manzanita no tenemos. Te pongo uno de naranja que está muy rico…

Lo siguiente que recuerdo fue una especie de furia desbocada. La niña gritaba como una histérica y pataleaba el asiento de delante. Visto el percal, le puse la cerveza y la coca-cola a sus padres, y pasamos de largo.
Llegamos al galley y echamos la cortina para no ver el escándalo que se estaba montando, apostando cuánto tardaría el primer pasajero en protestar por la situación; pero antes de que eso sucediese, la cortina del galley se abrió y apareció la niña de la mano de su madre:

* Hola, lo siento, pero “Kitty” se ha hecho pis en el asiento.
* ¿Cómo que Kitty? Será su hija la que se ha hecho pis, ¿no?

Esta vez la niña estaba callada, me miraba muy seria, con su gata debajo del brazo…

* Sí, bueno…se hizo pis ella, pero para que no le de vergüenza, decimos que ha sido Kitty

Bárbaro, señora…usted es la responsable de que su hija monte los escándalos que monta, de que con más de 3 años se haga mee en el asiento, que tenga complejo de “Flanders” con su zumito de manzanita, y que además goce de doble personalidad.

* Bueno, ahora se lo soluciono.
* ¿Nos puede buscar unos asientos nuevos mientras vamos al baño? Voy a cambiarla.
* Pues mire, lo siento, pero solo quedan 2 asientos libres en el avión. Uno en la fila 3 y otro en la 12.

Y allá nos fuimos mi compañera y yo…Yo con un asiento “nuevo” (llevamos cojines de reserva para estas cosas), ataviada con guantes de látex, y mi compi con cabezales por si eran necesarios para poner en el suelo.
Cuando estábamos en plena maniobra, con el padre de la dulce criatura mirando para nosotras, una especie de grito avernal procedente del baño, llegó hasta la fila en la que estábamos:

* Kittyyyyyyy! Nooooooooo! Nooooo! Socorroooo!

Y al abrirse la puerta, la niña salía roja, casi sin respiración, llorando a Kitty como una auténtica plañidera.

El flush del baño es el demonio

La primera vez que me subí a un avión, con unos 6 años, fue para volar a Canarias con mis padres. Me enamoré del avión, del piloto que nos recibía a la entrada, de las azafatas, de las nubes…ahí decidí que iba a centrar todos mis esfuerzos en ser azafata y que nada me cambiaría esa idea.
Nadie. Nada.
Nada, hasta que entré en el baño del avión y apreté aquel botón, que en mi mente inocente era como tirar de la cadena en casa, y me quedé horrorizada. Paralizada. El terror poseyó mi cuerpo y del susto casi me entran ganas de vomitar.
Me dejó completamente traumatizada y me replanteé lo de ser azafata cuando fuese mayor.

* Mamá, no quiero ser azafata.
* ¿Por qué, Luci? Si hasta hace un rato decías que era lo mejor del mundo.
* Por el flush del baño. Me aterra
* ¿Por el qué?
* ¿Has tirado de la cadena en el baño? Es como un aspirador gigante capaz de arrancarte un brazo. Hace un ruido infernal.

En mis sucesivos vuelos como pasajera, y antes de ser tcp, hacía una especie de terapia de choque y aunque no tuviera ganas de ir al baño en el avión, me obligaba a entrar y apretar el flush.
Calculando 4 saltos cada día, volando una media de 18 días al mes y sumando todos los vuelos como pasajera, calculo que habré hecho más de 2000 vuelos en mi vida. A día de hoy, me sigue aterrorizando el flush. Si tengo que utilizar el baño del avión, me aseguro de apretar el botoncito con la tapa bajada y la puerta del baño abierta para salir corriendo.
Sé que es una tontería, pero así evito que me pase lo mismo que a la niña meona de Hello Kitty.

Hello Kitty viaja a través del agujero infernal

…La niña lloraba desconsolada.

* Perdona, ¿hay alguna manera de recuperar algo que se ha tragado el retrete?

Lo sabía…sabía que un día el w.c. se iba a vengar y se intentaría tragar a algún niño meón con su poder del flush. Pensé que quizá había intentado absorber un brazo de la niña, arrancándole las pulseras de plástico rosas que llevaba puestas.

* No señora, lo siento. El flush es el demonio. Lo que se traga, se lo queda. ¿Está bien la niña?
* Sí, ella sí, pero estaba poniendo a su Kitty a hacer pis cuando yo apreté el botón y en ese momento se le cayó al retrete. Se esfumó. ¿De verdad que no se puede recuperar? ¿No estará en el desagüe o algo así?
* No. El flush no va a ningún desagüe. Va a un depósito gigante; como un agujero negro. Algo horrible. (Además, no pude evitar pensar en la guarrada que supondría coger a esa gata mugrienta, bañada en líquido azul del wc…y de lo que no es azul)

Así que la niña se pasó los 40 minutos restantes hasta el aterrizaje lamentándose por su Kitty. Fue una gran pérdida.
Ahora el depósito del flush de ese avión es un oasis de purpurina y huele a fresas. Hello Kitty, mártir del flush.

[wp_ad_camp_1]


82 comments on “Los W.C. del avión. El flush es el demonio.

  1. James

    Jajaja!! Muy bueno Lucy. Por cierto, qué es un “cabezal”? La funda para la parte de la cabeza del asiento?

    Por otro lado… Esas fundas, se cambian en todos los vuelos? Qué se hace con ellas, se desechan o se lavan?

    Estaría fenomenal un post sobre higiene a bordo.

    • LucyInTheClouds

      Sí, James…efectivamente, son las “funditas” que se ponen para apoyar la cabeza.
      Lo de cambiarlos en cada vuelo…bueno, otro día te lo explico en un post ;) pero te adelanto que no.

  2. virginia

    Jajajaja muy buen post, ¡cómo me he reído! Jajaja ya me imaginaba yo que cuando una niña pequeña es así, más de una vez ha montado algún pollo jajaja. Fue una gran pérdida la Hello Kitty, eso sí… jaja.

    Es cierto, no estaría mal un post sobre higiene a bordo! Saludos:)

  3. nita

    Hola!!
    Jajajajaa que bueno!! sería una gran perdida, pero merecido se lo tenía, hay niños realmente insportables y la mayoría de las veces la culpa es de los papás, con un poco de suerte despues de perder a kitty se le pasaría la tontería…

    un saludo!!

  4. Pat

    Holaaa

    Como bien has comentado antes el problema no son los ninnos si no los padres, me acuerdo una vez en la fila de delante iba un padre con sus dos angelitos y para mantenerles tranquilos les puso 101 Dalmatas en el portatil a todo volumen, yo le pregunte amablemente a este sennor ver si podia bajar un poquito el volumen y el me dijo que a ver si sus hijos no podian ver una peli tranquilos, pues no un avion no es el salon de su casa!!!

  5. Nils

    En el nombre de todos los que sufrimos continuamente a esa clase de niños y de padres en los aviones, GRACIAS! Es una victoria pequeña, pero sin duda gratificante.

  6. Noa

    Jajajajajaja!!! A la niña le debió doler perder a su muñeca mugrienta, pero seguro que vosotras todavía os estáis preguntando por qué el agujero infernal no se tragó a la propia niña y a la madre también para que hicieran compañía a la muñeca xD

  7. Raul Rodriguez

    Muy bien, Lucy, muy bien. Me reí mucho con tu relato.

    Mi hija también se llama Lucy, pero a ella le decimos LucyInTheSky.

  8. David

    Hola!!
    Llevo bastante tiempo leyendo este blog, y ya era hora de comentar algo, me he reído bastante con esta entrada, vaya niña malcriada!
    Como muchos profesionales que vemos por aquí, yo también soy un aerotrastornado más, en este caso, yo soy técnico de mantenimiento y la verdad es que cuando tratas con pasaje a diario (y tripulación) no sabes lo que te puede ocurrir.
    Decir también para los curiosos que el sistema del WC del avión lleva una trituradora antes del depósito, así que la Kitty no tuvo que acabar muy bien. En todo caso menos mal que no se cargó el sistema, por que si no adivinad a quienes les toca repararlo… PUAJ!

  9. JAJAJAJA ay q me parto con la historia de la Kitty, q niña más repelente, y la madre otra mojigata. Si me pasa a mí eso en vuelo maldigo todo lo maldecible y deseo q el flush se lleve a esa familia :D

    Por cierto a mí también me da miedo, es q pega unos sustos… me da como cosa

    un beso!

  10. Pingback: Los W.C. del avión. El flush es el demonio

  11. OMG estoy con ataque de risa, mi chico me acaba de pasar tu blog y ha sido el descubrimiento!

    Hoy he tenido un día dificilillo y me has subido el ánimo.

    Gracias, te sigo leyendo <3
    Saludos desde Chile

  12. Etzi

    Jajajajaja, a mí el flush es lo que siempre más me ha gustado, jajaja…

    La historia es buenísima… maldita niña repelente, cómo me fastidian los padres que no controlan a sus nenes en el avión… (que hay casos y casos… pero joé, “Kitty se ha hecho pis”, no me fastidies, jaja).

  13. JAJAJAJA, me parto!!! Por favooooooor!!!!! No puedo maaaaas!!!!! jajajaja. FLUUUUUUSHHHHHHHH!!!!!
    Quiero un FLUSH en mi casa, jajajaja!!!! Oups, a dónde se fue el gato? NOOOOOO!!! jajajaja

      • victoria

        Jajajaaaa….soy sobrecargo y recuerdo los viajes en tren cuando era chica. Os parecerá raro, pero en estos trenes, solo había un gran agujero por el cual veías pasar el terreno a gran velocidad. Allí, Kitty hubiera desaparecido de modo, tal vez, mas trágico. Entenderás que parte de la aventura era ver aquello. Ya se, algunos de ustedes no evitaran pensar en lo divertido que hubiera sido verles intentar buscar a Kitty en esa época, hubiera sido un viaje muy tranquilo y feliz para muchos…
        Fin del cuentode terror….!!!

      • El de los trenes no tiene nada que ver; los había de dos tipos fundamentalmente; aunque todos los trenes modernos llevan el de vacío (creo que ya no queda rodando nada que lleve otra cosa). Mete mucho ruido, porque hace vacío en el sistema… pero no hay depósitos ni química, ni trituradora ni nada… va todito a la vía.

        Trenes antiguos, como por ejemplo los clásicos Talgo III (los que eran grises y rojos) tenían un sistema “supersofisticado”: directamente se abría el fondo del retrete… y por gravedad a parar al mismo sitio: la vía.

  14. Pasajero dormilon

    “Kitty se ha hecho pis”….???

    La gata no me cae mal del todo…. El peluche no tiene culpa de que generalmente vayan “adosados” a infantes repelentes y consentidos…

    Pero lo de la niña esta… Acabara en un psicologo de mayor. Al tiempo.

  15. Pingback: Los W.C. del avión. El flush es el demonio | Cuéntamelo España

  16. jc

    Sencillamente genial. He estado riéndome durante 10 minutos. Gracias por alegrarme el día.

    Espero que no embarquen más “gatas”.

    Saludos

  17. Oscar

    Buena redacción de la historia, esta niña tiene toda la pinta de ser la típica niña consentida y mimada insoportable que dan ganas de amarrarla a un plomo y lanzarla por la borda.

    Mucho ánimo y paciencia para estas situaciones. y mi enhorabuena por aparecer en la primera página del meneame.
    un saludo

  18. Divertida historia con gran final, era evidente, Kitty tenía que morir..jajaja
    En serio que les pasa por la cabeza a esos padres para llenar el mundo de niñ@s tan repelentes? Prole que en el futuro o se tiraran por al ventana o amargaran a los que estan a su alrededor…(de las dos maneras pagamos todos..)

  19. Laura

    Muy bueno, me ha gustado mucho!!jejej…mis sobrinas adoran a Kitty, pero a mí me pasa igual que a ti, aún no entiendo qué le ven…con la de muñecos que hay para escoger como favorito!!!
    Yo aún no soy madre, y aunque me gustaría serlo algún día, espero no tener un niño/a repelente y gritón, no lo soportaría…uff!!!!los odio cuando me encuentro este tipo de niños en restaurantes, o cualquier sitio público…vaya educación que les dan sus padres…
    Saludos!!!!y sigue contándonos anécdotas de tus vuelos :)

  20. Pingback: Anónimo

  21. David Pombar

    Ufff sin duda alguna, lo peor de volar son los padres irresponsables que malcrian monstruitos. No me quiero imaginar lo que es aguantaroos a diario….
    Muy bueno el post, Lucía. La historía es muy garciosa y me encanta como la cuentas.
    Un saludo

    • David

      Yo tenía este problema también. Solución: cascos de botón. Me resulta sorprendente que se pueda dormir con música, pero se puede.

  22. David

    La primera vez que tiré de la cadena en un avión, efectivamente, me quedé horrorizado. Ya me costaba bastante volar y eso fue la gota que colmó el vaso. Donde hay un simple mecanismo mi mente imaginó la escena de Alien no sé cuántos y la ventana (aviso, escena desagradable que incluye erotismo entre distintas especies).

    Mi modo de vencer el miedo a esto fue mucho menos creativo. Simplemente me informé y me confortó averiguar que eso está conectado a una bomba que succiona y no a la atmósfera como creí en un principio dado el infernal sonido del demonio que produce.

    Gracias por la historia tan bien contada. Me ha alegrado el día ¡y acaba de empezar!

  23. Jose

    y la gran pregunta:
    ¿habra logrado salir Kitty por la salida de residuos?¿o los TMA se la encontraran en alguna revision? peor aun, ¿sera esa Kitty reponsable de algun atasco y por tanto algun averia de ese avion?
    Para evitar los padres irresponsables habria que hacer un examen a tod@s los que quieren ser padres para ver si estan capacitados para serlo y no que cuando la niñ@ hace algo malo en vez de decir que ha sido el/ella decimos que ha sido su muñeco

  24. jajaja, muy bueno! Por cierto, en ese caso el flush no es el demonio, todo lo contrario! es el salvador! le dio un buen merecido a esa niña repipi! :)

    P.D. Creo recordar que solo e viajado 4 veces en avión (4 ida + 4 vuelta) y nunca me a dado por entrar al wc, pero creo que la proxima vez me lo pensare para ver que es eso del flush…

  25. txaume

    “La primera vez que me subí a un avión, con unos 6 años, fue para volar a Canarias con mis padres. Me enamoré del avión, del piloto que nos recibía a la entrada, de las azafatas, de las nubes…”

    Con la misma edad recuerdo lo mismo en el mismo viaje… que después he repetido a razón de dos veces al año (por familia). Hacía tiempo que no sentía una empatía como esta, que no tuviese que ver con desgracias si no con un recuerdo feliz. Recuerdo también querer dedicar mi vida a ello… pero a mi la vida me ha llevado por otros caminos. Pero de hecho, si no hubiese acabado haciendo lo que hago, hubiese coincidido mas aun contigo.

    PD: Kitty es algo a erradicar. Y lo de la madre es de juzgado de guardia y cada vez hay mas. Solo con recordar como ha ido cambiando el tipo de pasajero en todos estos años… (soy del 79) me rio y me apeno. Que silencios antes, que respeto. Ahora en según que lineas es como ir en metro. Y no porque se haya generalizado el transporte aéreo, que eso es genial, si no porque creo que socialmente hemos cambiado… solo hace falta mirar a los colegios. Culpa de adultos y de niños…

    Ánimos con el blog! Está muy entretenido ;)

  26. Hx

    Cuanto odio a los niños.

    Estos post están escrito por gente que no tiene niños ni ha pasado por el proceso de educarlos, que fácil es meterse con lo desconocido.

    Ya os quiero ver cuando os toque, si es que algún día teneis esa suerte.

    • De hecho, soy madre y azafata al tiempo, o sea, doble reto! educarlos a control remoto. Si abandonas tus sentimientos de culpa y retomas los recuerdos del amor con que te disciplinaba mama, verás que es muy gratificante dejarles hechos unos adultos, gracias al arte tan bello de entenderles y hacer que entiendan que lo haces para evitarles ser desplazados del afecto del publico. Es el mejor regalo que les puedes dar. Un abrazo!!!

    • Juan

      De odio a los niños nada, a mi me encantan, pero hay padres que no son capaces de decir que no a sus hijos y eso hace que se vuelvan mal criados. Si mi hijo empieza una pataleta le hago callar y le hago ver que no sirve de nada y más si es en público y está molestando a la gente. Los padres de la niña esta por lo que parece lo único que hacían era seguirle el juego, no le dicen nada cuando empieza la pataleta, después le dicen a la azafata que la muñeca se ha orinado, …, eso no es ser buen padre. El odio es contra los malos padres, no contra los niños.

    • Claro, ver como niños malcriados por culpa de los padres, a los que son niños malcriados por culpa de los padres es tener odio a los niños…

      Yo llevo muchos años trabajando con niños, y estas cosas se ven a la legua… la culpa en esas edades no es del niño, sino del culpable de su falta de educación. Es decir, sus padres.

  27. Victor

    Un gran final para kitty. A ver si así aprende…la madre digo…Por cierto, ya van tres veces que entro al blog, muy bueno. Nuevo Lector asiduo

  28. Pingback: Los W.C. del avión. El flush es el demonio | Desde.CO

  29. sandra

    nada nada donde las dan las toman, yo me parto el culo pensando cuando todos vosotros listillos tengais hijos y os toque ir con ellos en el avion que la fuerza os acompañe jaja entonces no os reireis tanto.

  30. sofia

    La Kitty es infernal misma!! A banearla por el amor de los cielos..

    muy buena la historia..me reí muchisimo Lucy!
    Aver que más se viene…

    P.D: A mi parecer existe un procedimiento particular para usar el baño de un avión (no viene al caso especificar) pero el flush me divierte! Jeje..

    Saludos desde acá al sur donde ahora no nos hace frío :)
    Sofía..

  31. SpooK

    Pero por favor que niña!!! Y que padres!!! Pero como se puede consentir que tu hija pequeña hable asi y le sigas la corriente… Fantastica la historia, muy entretenida y encima basada en hechos reales, digno de comedia televisiva jejeje

    Saludotes!

    SpooK

  32. Para mí fue que Kitty no se cayó, se suicidó para no tener que aguantar más a esa niña.
    Anoche volviendo a casa en un GRU-FRA vi buscando a nemo… Darla, anyone?

  33. Pingback: «El flush del baño es el demonio» | Noticias CEU

  34. Mephistu

    Hasta la primera vez que monte en un avion en el año 1999, en un vuelo a la Republica Dominicana pensaba que las azafatas y azafatos eran personas bastante pijas que iban en los vuelos haciendo el panoli (supongo que por lo que se veia en el cine.) Una vez que hice ese viaje, pude comprobar que esas personas trabajan como negros y sudan la gota gorda.
    En cuanto a lo de la niña, desde el punto de vista del pasajero es terrible el sufrimiento que puede ocasionar la presencia de los niños en un vuelo. Sobre todo cuando los padres si que son unos pijos. No entiendo porque las lineas aereas no ponen los respaldos de los asientos mas duros, para evitar que cuando el niño sentado detras, te patee la espalda a traves del respaldo no te haga polvo los riñones y columna. Al menos que permitan embarcar alambre de espino para colocarlo en la parte trasera del respaldo.
    Bueno, si que entiendo que las compañias pasen, cuando no les preocupa que los pasajeros mueran de calor dentro del avion o no dejan encerrados 3 horas.
    Recuerdo un vuelo a canarias el año pasado, cuando le dije a la mama de un niño: “Sra le importaria cambiarme el asiento, asi yo podre pasarme el resto del viaje machacndole la espalda como su hijo me ha hecho a mi.”
    Y es que no son los niños los que tienen la culpa, son sus padres.

  35. Natalia

    Muy bueno, yo también le tengo un odio bastante enfermizo a Hello Kitty, para mi es Hell-O Kitty, y para colmo ahora la dichosa gata japonesa amenaza con apoderarse del mundo.

    ¡Qué paciencia! para aguantar semejante rabietada, pero la culpa en gran parte de los padres por dejar que esa niña tuviera tantos pajaritos en la cabeza, cierto es que es un niño ¿no?, pero es labor de los padres controlarla.

  36. Perot lo Lladre

    Seria interesante un post sobre el almacenaje de aguas negras a bordo, detallando capacidad del depósito y otras características técnicas, así como de los procesos para su posterior evacuación y tratamiento. Gracias.

  37. José L. Vázquez

    Aquí uno tiene cuatro hijos y viaja bastante (mucho) en avión.
    Y sí, el flush es el demonio. Y Kitty se lo tiene merecido. Y si la niña en cuestión hubiera sido la mía, también habría pensado en la justicia poética.
    Y es que hay madres y madres…

  38. lutero

    Excelente historia, seria genial que nos contaras algunas otras de las historias que pudieras recordar, de seguro son muy interesantes para quienes gustamos conocer los trabajos de otras personas y sobre todo la aeronautica, deberias abrir un blog donde contaras tus experiencias vividas :D

  39. Trotamundos

    No me alegro por el muñeco, pero si por el pasaje.

    Me aterra volar pero el trabajo lo exige desde hace mas de diez años. Escucho hasta el mas mínimo ruido.

    Sin embargo lo peor es estar encerrado en un sitio ínfimo con unos padres-amigos de sus hijos! Patadas, gritos, chillidos. No sabes si estas en un sitio publico o en un frenopático y la escusa es la de siempre: “son niños y es muy difícil. Tu porque no los tienes. Ya veremos cuando tengas uno” .

    Y justo en ese momento puedes ver a un niño tranquilo, leyendo, dibujando, jugando, simpático.

    Hay una diferencia entre un niño con educación y un ser asocian : los padres!

    Esto va para reconocer el esfuerzo de todos los padres que a base de constancia y educación logran que sus hijos sean amables, educados, queribles y un ejemplo para todos.

    A ellos gracias! A los demás FLUSSSSS diabólico! ;-)

  40. Pingback: Señores pasajeros, estamos atravesando un área de turbulencias. ¡Agárrense los machos que empieza la fiesta! | Diario de una ex-azafata de vuelo

  41. xxx

    En serio con niños como ese es como para hacer como el sicópata de Harry el sucio y hacerles repetir la canción ¨en la vieja factoría ia ia oooo¨ hasta que se quedasen sin lágrimas. Por cierto que la culpa es de los padres porque he visto niños que literalmente se quedan como palos cuando papa o mama les llaman al orden.

  42. Pingback: Que tengáis un fin de semana tranquilo |

  43. Pingback: El galley de Nita: “El del agua gratis” | Diario de una ex-azafata de vuelo

  44. Ariadna

    hahahahhah como me e reído con lo de la Kitty, pobre niña, una gran perdida….
    Me a echo gracia que la primera vez que te subiste a un avión fue para ir Canarias, lo curioso es que yo también. Tenia 5 años y mis padres se me llevaron a Tenerife y Lanzarote. Lo mejor de aquel vuelo fue que una azafata me cogió en pleno vuelo y se me llevo a la cabina con los pilotos, fueron muy simpáticos y me encantó. Es de las pocas cosas que recuerdo de aquel viaje .
    Un saludo!! :)

  45. elmasmanuel

    Muy buen comentario,

    Ahora te cuento que paso con un compañero el cual tenia el mono de fumar y en vuelo desde usa no fue capaz de aguantarse y claro ¿a donde se le ocurrio ir a fumar ? pues al W.C. pero con un buen consejo de parte de sus amigos y es que cuando exhalara el humo del cigarrillo activara el flush y así no saltaria la alarma.
    Lo que sucedio ya lo peudes saber a la salida de mi compañero del W.C. lo esperaba la azafata la cual le replicaba que habia saltado la alarma de que estaba fumando en el W.C. pero mi compañero el cual no tenia muchas luces lo negaba sin darse cuenta que los cigarrillos le sobresalian por el bolsillo de la camisa. Como era de esperar a la llegada a madrid lo esperaba la guardia civil.
    Moraleja cuando fumes en el W.C. del avion al menos lleva un peluche (hello kitty) para que lo detenga la guardia civil.

  46. Pingback: El Galley de Nita: “Sois unas cursis” | Diario de una ex-azafata de vuelo

  47. Pingback: Volando por la red: el pequeño de la casa, pero el mejor. | Diario de una ex-azafata de vuelo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>