Home Estilo de vida Entrevista a Alejandro, TCP español de QantasLink en Australia.

Entrevista a Alejandro, TCP español de QantasLink en Australia.

by lucyintheclouds

Justo ayer publicábamos la convocatoria de TCP de QantasLink para Australia y Nueva Zelanda y os comentábamos que tenemos muchos seguidores allí. Alejandro es uno de esos Diarioazafateros que lleva años siguiendo nuestras publicaciones y gracias a él vamos a conocer de primera mano cómo se llega a ser TCP de QantasLink en Australia.

Desde aquí queremos agradecer a Alejandro que nos cuente su experiencia y cómo ha sido el proceso para llegar a ser Tripulante de Cabina de Pasajeros en uno de los países más alucinantes del mundo. Os dejamos con él.

De TCP de Vueling a mochilero en Australia

¡Hola a todos! Mi nombre es Alejandro y soy de Madrid.
Decidí dejar mi trabajo con Vueling en 2018 después de haber trabajado para ellos dos años para embarcarme en una aventura por Australia. Fue una de mis sobrecargos quien me dio esta idea y estaré eternamente agradecido. Mi experiencia en Vueling fue fantástica y siempre estaré orgulloso de mis comienzos, aprendí muchísimo e hice grandes amigos.

Estuve de mochilero por Australia 9 meses y en mi visita a Tasmania (un precioso estado insular al sur del continente) fue donde conocí a mi actual pareja. ¿Cómo acabé living in the land down under de forma permanente? El destino y una pandemia que nos cambió a todos la vida.

Después de estar un largo tiempo viajando por Oceanía y Asia decidí volver a España a finales de 2019 y comencé de nuevo la búsqueda de un trabajo como TCP (¡lo echaba tanto de menos!), esta vez quería probar a trabajar en una aerolínea internacional.

Cómo el COVID19 me dejó sin Aer Lingus pero me convirtió en TCP de QantasLink

En enero de 2020 Aer Lingus me contrató para empezar el training en Dublín. El curso empezaba en mayo así que decidí volver a Australia en febrero para hacer otro gran viaje por el país con mi pareja en furgoneta. Lo que no sabíamos es que a mediados de marzo nuestras vidas cambiarían por completo.

Estábamos en Australia Occidental cuando todo empezó a cambiar, haciendo esnórquel, nadando con tortugas, disfrutando de nuestro once in a lifetime road trip, aislados y desconectados por completo del mundo.

Australia fue uno de los primeros países (y uno de los más estrictos) que cerró sus fronteras internacionales e incluso entre estados dentro del país (y regiones dentro del mismo estado) por primera vez en 100 años. Impuso cuarentenas bastante costosas para los propios ciudadanos y residentes que decidieran volver a su país y les prohibió abandonarlo.

Cancelación del training de Aer Lingus y Qatar Airways

Un 14 de marzo de 2020 me llegó un email de Aer Lingus informándome de que mi training había sido cancelado. Había compañeros que ya tenían piso alquilado en Dublín y algunos ya habían comenzado su curso. Fue una noticia bastante decepcionante. También me encontraba en proceso para trabajar con Qatar Airways, donde había superado la entrevista final, pero me enviaron el mismo mail deseándome suerte en mi futuro. Era triste e impactante ver cómo el mundo se iba desmoronando y mis sueños se iban desvaneciendo poco a poco.

La fuerza del amor australiano

Tras tanta incertidumbre, mi pareja y yo entramos en un estado en el que no sabíamos qué rumbo tomar, sólo sabíamos que queríamos estar juntos. A pesar de que el gobierno australiano prácticamente nos invitaba a todos los turistas a abandonar el continente, no nos queríamos separar y decidimos aplicar a una visa que me permitiría obtener la residencia permanente en el país y poder trabajar legalmente.

Estuvimos viviendo en una pequeña ciudad costera de Australia Occidental (Geraldton) durante 6 meses, trabajando en todo tipo de sitios. ¡Nunca en mi vida había hecho trabajos tan diferentes en tan poco tiempo! Cuando los estados empezaron a abrir de nuevo sus fronteras dentro del país continuamos nuestro viaje en van por toda la costa oeste y el centro de Australia. Nos volvimos a sentir libres.
Decidimos acabar el viaje en Tasmania, sitio de donde es mi chico y comenzar de cero.

Así llegó mi gran oportunidad de ser TCP con QantasLink

Por cosas del destino, la aerolínea QantasLink tenía convocatoria de TCP abierta y estaba buscando en ese momento auxiliares de vuelo con base Hobart (capital de Tasmania) y mandé mi curriculum. No me podía creer que una aerolínea estuviera contratando nuevo personal con la que estaba cayendo en el mundo.

Conseguí superar todas las fases y la entrevista final e hice mi ground school en Brisbane. El curso duró 6 semanas y fue bastante duro, pero conseguí superarlo con éxito. Era una mezcla entre un curso inicial y uno de conversión, ya que había gente que no había volado antes, pero también compañeros que habían volado más de 20 años para compañías como Qantas International o Virgin, pero perdieron sus trabajos tras el parón de vuelos internacionales. Era el único no-australiano de la clase y todos se preguntaban qué hacia un español perdido en Australia trabajando para la aerolínea bandera del país (¡a veces yo también me lo pregunto, jaja!). Fueron un gran apoyo para mí y aprendí muchos de todos ellos.

Medidas estrictas pero efectivas

En Australia la pandemia realmente no ha cambiado nuestras vidas del modo en que lo ha hecho en el resto del planeta. Melbourne tuvo una de las cuarentenas más duras y largas pero a la vez con mejores resultados del mundo. Aquí en Tasmania nunca hemos tenido que llevar mascarillas (sólo son obligatorias en el avión y aeropuertos). El modo en que están gestionando esta pandemia está siendo estricto, pero efectivo, lo que ha permitido que la industria de la aviación dentro del país se esté recomponiendo rápidamente.

¿Cuál es el requisito indispensable para ser TCP en QantasLink?

Efectivamente, para trabajar en esta aerolínea hace falta tener un permiso para trabajar en el país, la residencia permanente o ser ciudadano y actualmente las fronteras internacionales siguen cerradas, lo que dificulta la entrada de extranjeros. Hace poco abrieron fronteras con Nueva Zelanda y se habla de que a partir de octubre se empiecen a abrir con otros países. Toca mantenernos optimistas y positivos en estos tiempos tan duros.

Con QantasLink hacemos vuelos domésticos en el Boeing 717 y tenemos bastantes pernoctas en ciudades como Sydney, Melbourne, Canberra o Brisbane entre otras. Mi base se encuentra en Hobart y es bastante pequeña, unos 30 cabin crew, por lo que somos una gran familia. Me resulta curioso volar frecuentemente con mis compañeros de curso, ya que cuando estuve en Vueling, mi base era Barcelona y éramos muchísimos TCP, por lo que era prácticamente imposible poder volar con la misma persona dos veces en un mismo mes.

Formándome como sobrecargo de Qantas

Actualmente me encuentro haciendo mi training de sobrecargo y estoy muy feliz con esta inmensa oportunidad que la vida me ha otorgado. ¡Acabar viviendo permanentemente en este país y encima haciendo el trabajo que más me gusta fue un plot twist que jamás imaginé! La vida de un inmigrante es un camino difícil y lleno de obstáculos al principio, pero es muy reconfortante cuando poco a poco vas alcanzando tus metas y te vas realizando como persona.

Una de las grandes cualidades que tenemos todos los TCP o gente que les atrae este trabajo tan especial es el modo en el que nos adaptamos a todo tipo de situaciones. Sabemos enfrentarnos al cambio y reinventarnos cuando se presentan tiempos difíciles.

Agradecimientos

Quiero mandar un grandísimo abrazo a mis compañeros de profesión: a todos aquellos que se encuentran sin volar, pero que lo harán pronto, a los que desgraciadamente perdieron sus empleos y tuvieron que tomar otro camino y a los que aún no hayan volado pero estén en proceso de encontrar trabajo en esta maravillosa industria. Tenemos que mantenernos optimistas, aunque sea difícil y nunca parar de perseguir nuestros sueños. Estoy seguro de que cuando todo esto acabe va a haber un boom en la aviación, la gente volverá a volar! Aquí en Australia los vuelos cada vez van más llenos y se empieza a ver la luz al final del tunel.

Muchísimas gracias Lucía por esta página que tanto me ha ayudado a encontrar nuevas convocatorias cada mes, a la escuela que me formó en Madrid, a Vueling y QantasLink por la gran oportunidad de ser parte de su equipo y a todos mis compis de profesión que son maravillosos y he aprendido tanto de ellos. Sólo tengo palabras de agradecimiento.

Volveremos a volar ❤


Gracias a ti, querido Alejandro, por contar tu magnífica experiencia y compartir con nosotros cómo se llega a ser TCP de QantasLink. Ojalá muchos más TCP como tú, profesionales en su trabajo y grandes como personas. Que la vida te siga dando buenísimos momentos, que el amor perdure para siempre y que sigas volando así de alto. ¡Felices vuelos a todos!

También te puede gustar

1 comentarios

carlos mayo 11, 2021 - 13:00

No entiendo , si el permiso de trabajo le caduca en 6 meses, como puede plantearse uhn futro de TCP en Australia? Es el pais mas duro con todo tipo de inmigración, las trabas para trabajar y residir alli son tremendas .

Reply

Deja tu comentario