Entrevistamos a Alain, TCP e instructor

by Carlos

Alain lleva cerca de 10 años entrenando a los nuevos tripulantes en su curso de formación inicial en la temática de CRM.
Para él, una de las cosas más importantes que tiene un TCP es el valor que tienen como candidatos, que va en función de sus conocimientos. Durante todo el curso inicial van adquiriendo dichos conocimientos generales y es vital una autopreparacion para lograr el objetivo de superar esas pruebas pero sobre todo porque cuando comienzan su entrenamiento en el operador aéreo elegido, no van a retomar muchas de las cosas que ya han sido estudiadas en este curso.

Hoy, entrevistamos a este TCP y también instructor que cumplió su sueño…

– ¿Cuándo decidiste ser TCP y porqué?

Decidí ser Tripulante de Cabina cuando descubrí mi vocación de servicio, de ayudar, de escuchar a los demás y de cierta manera, hacerles sentir bien. Es importante confiar en ti mismo y valorarte muy positivamente, aún cuando nos haya tocado vivir episodios duros en la vida, tomar una decisión como esta, abrió mi mente e hizo que mi vida diera un giro radical. Soy Ingeniero Industrial de profesión y a pesar de haber disfrutado mucho mis estudios e incluso de ejercerla durante años, ¡Acá estoy!.

– ¿Cómo recuerdas tu primera entrevista?

Mi primera entrevista fue un caos, pero por supuesto que de ella aprendí mucho, es algo que suelo comentar con todas las personas con las que he tenido la oportunidad de compartir las charlas de CRM, nadie me orientó adecuadamente durante mi formación al respecto, ahora es diferente, los centros de formación, ayudan al candidato a superar los miedos propios de una entrevista para formar parte del equipo de tripulantes de cabina de una aerolínea, lo hacen mediante tutorías de coaching o con otro personal especializado en la preparación de candidatos, yo debo citar que las personas que me entrevistaron fueron muy generosas conmigo y con mis nervios. Aprendí que hay que prepararse sobre todo a mostrar nuestras fortalezas y sobre todo nuestras ganas y por supuesto, si hay algún área de mejora, hay que trabajar con ella antes de enfrentarse a este evento tan importante en la vida de todo TCP.

– Seguramente te haya gustado más una aerolínea que otra pero, ¿cuál es la aerolínea de tus sueños y porqué?

La aerolínea de mis sueños es donde he podido crecer en todos los sentidos, ahora que ya tengo una madurez que me permite valorar otros detalles importantes, considero que cada uno debe reflexionar muy detenidamente sobre cual es su meta, cual es el sitio en el que quiere estar, teniendo en cuenta los requisitos que piden en esa Compañía aérea y por supuesto cuales son sus valores como candidato.
Humildemente considero que es un error del candidato pensar que debe ir primero a trabajar a una aerolínea «Low cost» para «ganar experiencia» y luego ir a una aerolínea «convencional», con el mayor respeto por los que así lo creen, la seguridad y un buen entrenamiento de los tripulantes, son elementos vitales para cualquier operador aéreo y el servicio que se ofrece dependerá de los recursos que la compañía disponga con ese fin, pero nada tiene que ver con la responsabilidad que tenemos mientras realizamos nuestra labor de cara a la satisfacción del cliente a bordo, recordemos que el sector donde trabajamos es un negocio que va de clientes, no de aviones, podemos trabajar en la mejor aerolínea del mundo, con los mejores aviones, sino hay clientes a bordo, ya sabemos, por eso nuestro desempeño tiene mucho que ver con que ese cliente nos elija, hay que hacer uso de nuestros recursos para lograrlo, respeto, responsabilidad, amabilidad, ofrecer una sonrisa, es imposible llamar a estos recursos «Low cost» y solo cito algunos.

– Actualmente además de ser TCP también eres instructor en la compañía aérea en la que trabajas. ¿Qué significa esto?

Ser Instructor de un operador aéreo es una responsabilidad muy grande que cada uno tiene la libertad de asumir o no, genera un compromiso con uno mismo y con el resto de compañeros, que te valoran como tal y pasas a ser un referente, aunque es importante señalar que los que desempeñamos esta tarea, somos un compañero mas en el equipo, nos gusta que nos vean de esa manera, ¡no debería ser de otra forma!, hay que mantenerse muy actualizado desde el punto de vista técnico, pero sobre todo ayudar, facilitar el entrenamiento, en muchos casos en los cursos de entrenamiento periódico, los compañeros ya están estandarizados, nuestra función es facilitar su entrenamiento y ayudarles a corregir aquellos detalles que sea necesario. Los compañeros que llegan nuevos no deben enfrentarse al trabajo con temor, han de saber que su instructor será su ayuda, su guía, le va a acompañar en su camino, es muy emocionante y gratificante pero requiere mucha responsabilidad.

– Algunos nuestros seguidores están interesados en ser instructor, ¿qué requisitos se deben cumplir para ser instructor?

La pregunta anterior responde en alguna medida a esta, hay requisitos claramente marcados por los operadores en su Manual de Operaciones y de igual forma regulaciones por parte de la autoridad aeronáutica para ocupar la posición de Instructor, pero como los mismos pueden variar según el operador aéreo, prefiero no citarlos porque no quisiera generar ninguna limitación para aquellos que desean llegar a esta meta, pero insisto en que hay valores que se tornan vitales en todo el que quiera ser Instructor, como la responsabilidad que comentabamos antes, la asertividad, la empatía, saber ayudar y por otro lado y no menos importante es la humildad, pensar que todos hemos tenido un primer día, un primer vuelo en el que poco a poco y con la ayuda de tus compañeros entre los que se encuentra tu instructor, hemos llegado a perder los miedos y lo vamos haciendo cada día mejor. Si estás dispuesto a ello, go for it!

– Mucho se habla del CRM, ¿cómo lo definirías y porqué es tan importante en aviación?

El CRM va de recursos, va del recurso más importante que tiene un operador aéreo, que es sin dudas el recurso humano, dentro del mismo hay otros que pueden facilitar la labor del equipo de trabajo y otros que pueden llegar a entorpecer su buen desempeño, se requiere entrenamiento, que los operadores aéreos nos facilitan, pero depende en gran medida de nosotros mismos, por ejemplo, ser asertivo en ocasiones resulta complicado, hay que leer, estudiar mejores vías para mejorar nuestra asertividad.
Las diferencias culturales son detalles en los que se requiere estudio por parte del TCP, para entender en cierta manera a los clientes que recibimos en el avión, no me refiero solo a conocer el idioma, sino a entender su lenguaje no verbal, su forma de saludar, etc, un pequeño detalle hará que la experiencia del cliente sea valorada en un sentido u otro y ello depende en gran medida de nosotros, del uso adecuado que hagamos de nuestros recursos.

– En estos años que llevas volando habrás vivido muchas experiencias a bordo, ¿cuál ha sido la mejor? ¿Y la peor?

Es difícil citar la «mejor» y la «peor» experiencia como tripulante a lo largo de estos casi 15 años, pero comenzaré por comentar que hace unos años la aviación en España tuvo que lamentar el cierre de una importante compañía aérea, con grandes profesionales a los que tengo mucho respeto y consideración, pues recuerdo que después del cierre de dicha compañía, llevé en uno de mis vuelos a una compañera que había perdido su puesto de trabajo por tal motivo, recuerdo aún sus lágrimas y recuerdo que estuve escuchándole y me emocioné mucho cuando me decía que habían sido años de trabajo y entrega y de repente…fue duro para mi, aún lo recuerdo, pero me emociono más aún cuando puedo contar que solo unas semanas más tarde, la vi sentada en un cursos de conversión al operador de la compañía para la cual trabajo, fui uno de sus instructores y la sonrisa y las lágrimas no faltaron, pero estas de alegría, aún nos vemos y es imposible no recordarlo, ¡estoy orgulloso de tenerla como compañera! .

Artículos Relacionados

Leave a Comment