Entrevistamos a Jon, un TCP que luchó por cumplir su sueño

by Carlos

Revisas cada mes el post de convocatorias y entrevistas en DiarioAzafata, estás pendiente de sus redes sociales por si actualizan con nuevas fechas y cuando menos te lo esperas la compañía aérea en la que siempre has querido volar hace un open day en tu ciudad.

Es tu primera vez en una entrevista para TCP y a pesar de que has leído en DiarioAzafata como es la entrevista en esa compañía aérea vas con muchos nervios… Esta vez, no has superado la primera prueba pero era tu primera entrevista por lo que no pierdes la esperanza y decides presentarte a otra. Sueñas con el momento en el que suene tu teléfono y una voz te diga «Enhorabuena, bienvenido a…» pero esa llamada nunca llega.

¿Te suena todo esto? No eres el único, mucha más gente está en una situación similar. Por más que se presenta a entrevista no consigue cumplir su sueño. Hoy entrevistamos a Jon, un TCP que a pesar de acudir a muchas entrevistas no tiró la toalla y pudo cumplir su sueño en una de las aerolíneas mejor valoradas por los Tripulantes de Cabina de Pasajeros en España.

– ¿Por qué decidiste dedicarte a esta profesión? ¿Fue un camino fácil?

Mi tío, cuando yo era pequeño, me dijo una vez a ver si de mayor me gustaría trabajar de ello, a mí al cabo del tiempo se me olvidó.

A principios del año pasado, me llamó un día diciéndome a ver si me gustaría trabajar de ello, que había unas escuelas para sacarme el certificado y que él ya me había mirado la mejor. Fueron 3 meses muy intensos donde aprendí muchas cosas, donde descubrí mi auténtica pasión por la aviación y donde me di cuenta que no quería nada más que empezar a volar.

El camino… fácil no ha sido, pero con ganas y con esfuerzo, se consigue. A mi se me dio bastante sencillo algunas cosas, ya que de verdad me gustaba el tema, pero había otras… que nadie puede con ellas sin obligarse a prestar algo más de atención.

– Hasta llegar a trabajar como TCP, ¿a cuántas entrevistas fuiste?

Buff… ya ni me acuerdo de todas las que han sido, empecé por la de Gowair, más tarde Easyjet, también he hecho con Eurowings… pero bueno, como me enseñaron, «la que te escoja es porque es donde de verdad tienes que estar».

– ¿Cómo recuerdas tu primera entrevista?

¿Mi primera entrevista? Una experiencia increíble. Estaba nerviosísimo, medio temblando haha, por la ilusión, nervios de una primera entrevista… éramos unas 500 personas, íbamos 15 o así de mi curso y gente de otros cursos de la misma escuela a la que fui. De los cuales solo pasamos 2 la primera parte, un compañero que anteriormente voló en una aerolínea y yo. Me entraron muchos más nervios al igual que me dio pena separarme de gente con la que de verdad me gustaba estar.
En la entrevista conocí a muchísima gente, con uno de ellos coincidí ahora en el curso de conversión de Air Nostrum.

Me di cuenta de cuanta diferencia hay en el proceso de cómo llevar una entrevista, de gente que ha volado antes y ha pasado más entrevistas a gente como yo que era nuestra primera entrevista. Al fin y al cabo, es ser como eres, y si les gustas y pasas las pruebas, pasaras al curso de conversión.

– Casi todas las entrevistas en las compañías aéreas son similares; comprueban que cumplas requisitos tan importantes como la altura, observan como te desenvuelves en un role play, te entrevistan personalmente… En tu caso, ¿en qué parte de la entrevista fallabas?

Fallaba siempre en los role plays ya que en las entrevistas, hay mucha competencia en el sentido de que todos van a por el puesto, y nadie se ayuda entre ellos. A mí eso fue lo que menos me gustó de las entrevistas, no me hicieron sentir muy cómodo.

Con las experiencias de cada entrevista fui aprendiendo a hacerlo lo mejor posible para poder ser seleccionado sin dejar de ayudar a gente que como yo que eran sus primeras entrevistas.

– ¿Cuál crees que eran tus puntos débiles? ¿Y tus puntos fuertes?

Mis puntos débiles… ayudar demasiado a los demás y no ayudarme a mí mismo me perjudicaba mucho, no saber cuándo podía meterme a las conversaciones en los role palys grupales de discutir un tema etc.

Mis puntos fuertes… aprender de cada entrevista, de cada persona y mejorar poco a poco.

– A pesar de haber estado formándote durante meses, ¿el no pasar tantas entrevistas te hizo pensar en dejar de intentarlo y tirar la toalla?

Nunca he llegado a pensar en dejar de intentarlo. Mi familia, gente que trabajaba en la escuela etc. Querían que empezara las entrevistas más tarde, algo más mayor, porque tenían también miedo a que tirara la toalla, me sintiera mal… Pero yo tenía claro que si lo iba a hacer, que de cada entrevista iba a aprender mucho y que nada más que me echaran de una, era buscar la siguiente entrevista.

Claramente algunas veces iba tan seguro que esa aerolínea era la que de verdad quería, pero nunca se sabe, lo que sé de verdad, es que la aerolínea que de verdad iba a ser la mía, donde iba a estar más a gusto, me lo iría a pasar mejor iba a ser en la que me cogieran, y con esos pensamientos, salía de cada entrevista.

– Habiendo pasado por varias entrevistas, ¿en qué crees que se fijan más las personas encargadas de realizar estos procesos de selección?

Buff, es algo difícil ya que cada aerolínea tiene sus prototipos, hay algunas que buscan gente seria, otras, todo lo contrario, gente muy extrovertida etc. Al final es saber en cuál es la que tu encajarías más o menos, nunca te van a decir: “buscamos que seas de esta forma” porque sería muy fácil actuar, y por eso mismo hay que ser como se es y no actuar.

– Recientemente llegaste a cumplir tu sueño y ya vuelas como TCP en una compañía aérea, ¿cómo fue el momento en el que te llamaron para decirte que habías sido seleccionado y muy pronto pasarías a hacer el curso de conversión?

No me lo podía creer, estaba justo cerrando la puerta con mi madre y mi hermana Lili ya fuera para ir al dentista, vi una llamada de un numero largo y al coger y oir que era Air Nostrum, me quedé sin voz literalmente durante media hora, de los nervios no pude prestar mucha atención a lo que me dijeron, menos mal que si entendí que me enviarían toda la información al mail. Mi madre se puso a llorar de la alegría y mi hermana estaba super contenta, fue una maravilla verlas tan felices.

Era exactamente el mismo curso para la gente que había ya obtenido el certificado a los que no, un curso de mes y medio donde dimos el inicial de TCP llevado a los aviones que íbamos a volar y los procedimientos y operación de la aerolínea, así que igualmente se nos hizo mucho mejor para los que teníamos ya el certificado para poder hacer el conversión de una manera más fácil, con más tiempo y mejor.

– Estamos seguros de que tu primer día como Tripulante de Cabina de Pasajeros fue un día muy especial, ¡cuéntanos!


Me quería morir ese día hahaha, yo ya iba preparado para 3 cambios de tripulaciones que me ponía en la programación (que estaba asustadísimo porque no sabía ni como se hacían esos cambios) y cuando me saqué el daily, vi que me cambiaron la programación y volaba con la misma tripulación los 4 saltos.

Fue una maravilla ya que me preparé todo los días anteriores y la noche anterior para poder hacerlo mejor posible y que no tengan que estar muy detrás de mí, para no ralentizar la operativa. Las dos TCPs con las que volé fueron súper majas, tuvimos unos vuelos muy moviditos con muchos business, turistas completos etc. Pero al llevarlo bien estudiado y al haber finalizado el curso de conversión el día anterior justo con la clase de servicio a bordo, me fue más fácil.

Me lo pasé genial, para mí, después de todo lo que me decían durante los anteriores meses, me pareció mucho mejor, me sacaban muchos contras, que yo aún no veo, o por lo menos que para mí no son contras, sino que ahí están y así tiene que ser.

– ¿Qué consejo darías a todos nuestros seguidores que ya han acudido a varias entrevistas y aún no han sido seleccionados?

Que nunca se rindan, que sigan con ello, que aprovechen cada entrevista para aprender y no para desmotivarse. Que salgan de ellas con las ganas de buscar la siguiente y que sean ellos mismos, que es lo que de verdad van a valorar.
Que la aviación es un mundo maravilloso y que si les gusta, una vez empiecen, les encantará.

Artículos Relacionados