Segundas oportunidades (II Parte).

by Carlos

Hace unos días os hablamos de cómo algunas aerolíneas, por ejemplo KLM, dan una segunda oportunidad a todos aquellos materiales que se puede aprovechar para crear nuevos productos.

Hoy os hablamos de otros dos proyectos cuya finalidad no es sacar un beneficio económico, sino hacer más fácil la vida a los demás y dar a conocer sus planes ligados a la preservación del medio ambiente.

LUV Seat

En el anterior post, vimos cómo un grupo de estudiantes transformaron durante 12 semanas todos los elementos que formaban parte de la World Business Class de la holandesa KLM en nuevos productos.

Entre los diferentes materiales de sus asientos los estudiantes se encontraron con metales, espuma, diferentes telas para tapizarlos… Además de éstos, en los asientos también podemos encontrar materiales bastante caros. Hablamos del cuero que, gracias a su resistencia y flexibilidad, es perfecto para aguantar muchos más vuelos que otro tipo de tapizados.

Southwest Airlines es un ejemplo a seguir a la hora de reciclar. La aerolínea de bajo coste decidió rediseñar el interior de las cabinas de sus B737 pero, se encontraron con un problema. Muy pocas personas se interesaron por este material… ¿Qué podían hacer con el cuero que cubría los más de 80.000 asientos?

El vicepresidente de la compañía, que había crecido en África, propuso donar los materiales a una ONG con el fin de que ésta pudiera aprovechar el cuero para mejorar la calidad de vida en algunos países como Malawi o Kenia.

En Nairobi, una de las primeras ciudades en acoger el proyecto, los jóvenes fueron formados para fabricar zapatos, bolsos, accesorios y balones de cuero. Gracias al reciclaje de este material no solo consiguieron ahorrar miles de litros de agua y reducir las emisiones de CO₂ también, consiguieron mejorar la vida de la población.

En el siguiente video podéis conocer más sobre cómo se diseñaron estos productos.

Chalecos salvavidas convertidos en neceseres

¿Cuántas veces te has quedado mirando el chaleco salvavidas durante la demo? Estoy seguro que más de una vez habrás pensado en llevarte uno para casa, con el consiguiente riesgo al que te expones…

Estos chalecos, al igual que las rampas de evacuación, tienen una vida útil determinada… ¿Qué podían hacer con ellos?

Air France, en colaboración con una empresa que se dedica a reutilizar todo tipo de materiales, decidió dar una segunda oportunidad a estos chalecos transformándolos en neceseres.
Air France chaleco

Las 400 unidades que se lanzaron a la venta fueron fabricadas por personas con discapacidad que formaban parte de un plan de inserción laboral por la E.S.A.T., una organización francesa cuyo objetivo es integrar a aquellas personas con discapacidad en el ámbito laboral.

Estos neceseres estuvieron a la venta durante algunos meses a un precio de entre 19 y 24 euros.

La próxima vez que vayas a hacer una reforma en casa piénsalo bien, quizás puedas dar una segunda oportunidad a todo lo que te rodea.

Felices vuelos 😉

Img: Prensa Air France, prensa Southwest Airlines.

Artículos Relacionados