Espacio Patrocinado por Saltratos

12 horas de vuelo también pasan factura a tus pies. ¡Aprende a relajarlos!

Una de las incomodidades del trabajo de TCP es el hecho de tener que pasar tantas horas de pie y el dolor de piernas que esto implica.
Los Tripulantes de Cabina de Pasaje no siempre tenemos un lugar asignado para descansar dentro del avión y en raras ocasiones encontramos tiempo para sentarnos un rato y descansar.

Mientras los pasajeros permanecen sentados la mayor parte del vuelo, apoyan los pies en el respaldo del asiento delantero (no vamos a opinar sobre esta práctica tan común) o incluso, en el mejor de los casos, puedes estirarse en el asiento contiguo, los TCP tenemos que conformarnos con reposar sobre un container lleno de botellas o de servilletas.
El dolor de pies es a veces tan insoportable que nos levanta dolor de cabeza e incluso hace que estemos más susceptibles, disminuyendo en algunas ocasiones nuestra capacidad de concentración en el trabajo.

Lo peor viene cuando acabamos de dar el servicio a los pasajeros y tenemos que volver a la realidad: adiós a los zapatos bajos de servicio para volver a los de tacón. ¡Ay ese momento en el que casi no nos caben los pies hinchados y doloridos dentro del calzado!

Todos los que volamos reconocemos esa incómoda sensación y lo largo y tedioso que se hace el camino desde el aeropuerto hasta el hotel en el que nos tocará descansar. Muchas veces este dolor nos quita las ganas de salir a hacer turismo en destino y solo podemos pensar en una bañera llena de agua fría. ¿A ti también te suena?

BannersPROFESIONALES

¿Qué podemos hacer entonces para aliviar un poco este dolor de pies y disfrutar del tiempo libre?
Saltratos, la marca especializada en el cuidado de tus pies, nos da algunos tips y consejos. ¡Toma nota!

  • Cuando llegues a destino, haz contrastes de agua fría y agua caliente para activar la circulación de las piernas y los pies.
  • Después déjalos un rato en agua tibia con sales relajantes para devolver a tus pies toda la energía que has dejado en el avión. Saltratos tiene una línea dedicada en exclusiva a los pies cansados y a las personas que pasan largas horas de pie. En ella incluyen las Sales Relajantes Saltratos, con oligoelementos y minerales de origen marino de propiedades energizantes y remineralizantes.
  • Aplica después una crema que hidrate y tonifique. La Crema Balsámica de Saltratos relajará tus pies cansados con un simple masaje. Pruébala y verás como querrás llevarla siempre en tu maleta.
  • Cuando finalices el baño, eleva las piernas ligeramente durante unos minutos. Puedes ponerte un par de cojines o almohadas en los pies mientras te relajas leyendo tu libro favorito.

¿Notas cómo ese dolor se ha ido disipando? Ya estás listo para salir a conocer la ciudad. ¡Que lo disfrutes!

Share: