A bordoCosas que pasan

Reciclando aviones. Pero… ¿en qué contenedor?

¡O reciclas o collejas! ¿A quién no le suena ese anuncio de la entrañable Mariví Bilbao?  El reciclaje aquí en tierra lo tenemos más o menos claro: los papeles y cartones van al azul, los vidrios al verde, los plásticos al amarillo. Pero… ¿En qué contenedor metemos un Airbus A319? ¿Y un Boeing 777?

Nunca me había preguntado qué pasaba con los aviones después de años de servicio, hasta que el otro día volando rumbo a Dublín me fije en un avión de Iberia desguazado, al que le faltaban las puertas, motores, ventanas… Los aviones, en principio, no tienen una «fecha de caducidad». Están preparados para soportar horas y horas de vuelo, pero después de 20-30 años de servicio es lógico que las aerolíneas tiendan a reemplazarlos por aeronaves más jóvenes y eficientes. En ese caso la aerolínea puede elegir alquilarlos o venderlos a otras compañías o desguazarlos.

¿Pero cómo se desguaza un avión de toneladas y toneladas de metal y componentes eléctricos?  Personalmente no he visto desguazar ningún avión, pero me he estado informando y os puedo contar que en el año 2005 la Unión Europea desarrolló un programa llamado PAMELA, mediante el cual se pretendía favorecer y desarrollar el reciclado de aviones.

Mediante dicho programa el 85% de los materiales consiguen reciclarse, habiendo un gran porcentaje de estos materiales que vuelven al sector de la aeronáutica.  Por poner un ejemplo, podemos aprovechar una puerta, un motor o pequeñas piezas. Simplemente se inspeccionan, se llevan mejoras y se utilizan en otra aeronave. Por su parte, hay otra parte del avión que se lleva a empresas especializadas que las funden y les dan un nuevo uso.  Y si cuando un coche se desguaza y se venden sus piezas, las aerolíneas también pueden optar por el método de vender el avión en piezas y vender el material por kilos.

Actualmente el reciclaje de aviones va dando pequeños pasos (se calcula que se recicla una cantidad de 100 aviones al año) aunque la cifra, lógicamente, va aumentando. Y sí amigos, en España también estamos muy concienciados con el reciclaje, por eso en el aeropuerto de  Teruel hay una planta que se encarga del mantenimiento y reparación de aviones. La próxima vez que abráis la nevera pensad que puede haber sido parte de un A330. ¿Quién sabe?

Img:james_gordon_losangeles

Share: