Alma, corazón… y vida a bordo de un avión

by lucyintheclouds

Viví el momento más duro de mi vida hace casi 6 años. Creí que sería incapaz de superarlo, que no estaba preparada para soportar tanto dolor, pero descubrí que tenía más fortaleza de la que yo pensaba.
Viví el segundo peor momento de mi vida hace algo más de 3 meses. Pese a que ya sabía que era una «chica valiente», dudé por un momento si valía la pena seguir adelante.
Pero seguí. Lloré como nunca jamás había llorado. Descargué mi rabia y mi frustración y hasta me permití unos días de autocompasión, de quedarme en la cama regocijándome en mi desgracia. Pero al cabo de unos días, me cargué de orgullo (como buena galleguiña riquiña que soy), me tragué la pena y decidí volver a ser feliz.

No voy a decir que no me costó. De hecho, hubiera sido más fácil encontrar a Wally en medio de la foto de equipo del Granada CF, que superar fácilmente los malos momentos que estaba pasando, pero yo tengo la grandísima suerte de tener a mi lado a personas maravillosas que me facilitaron el trabajo.
Dicen que en los momentos difíciles, estás tan de bajón que no sabes ni lo que está pasando a tu alrededor. ¡Qué suerte, que yo sí pude ver quién estaba!, y por eso hoy le dedico el artículo a mi madre, a Bea, Sandra, Amalur y Raquel, de una manera especial. Lo hago porque me cuidaron, me dieron la razón cuando la tenía y me la quitaron cuando no la merecía.

Y después de este #MomentoNatyAbascal «quiero a todo el mundo», os explico a qué viene este ataque de ñoñez, aunque muchos de vosotros ya lo sabéis: vuelvo a volar.
No tendría nada de especial si no fuera porque hace algo más de seis años, un poco antes de aquel primer peor momento de mi vida, que no lo hago. Creí que mi etapa como TCP se había acabado en aquel momento; empecé mi carrera en el mundo del Marketing, trabajé en las Oficinas Centrales de Inditex, lancé Diarioazafata y me estrené como freelance con clientes como Citroën España, Arturo Alvarez o Korean Air. Fui feliz con mi trabajo y con los años que pasé en tierra, pero nunca, ni un solo día dejé de pensar en el avión.

Todo lo malo que me pasó en enero de este año, tuvo una parte positiva. Bueno, una… o varias. A parte de saber quién estaba a mi lado y quién no (maldición, a veces es mejor permanecer ciego y no ver ciertas verdades), aprendí que de los malos momentos siempre nace algo bueno. Igual que un vuelo con turbulencias hace que los pilotos dupliquen su atención a los mandos del avión, las turbulencias de mi vida me hicieron estar pendiente y atenta a las nuevas oportunidades. Casi sin pensarlo, me vi en un proceso de selección, en un curso de conversión, manuales, clases, tacones, nuevos aviones y exámenes.

Nada, absolutamente nada, podría haberme ayudado a salir más rápido de aquel bache, que volver a la aviación.
Realmente no era consciente de lo mucho que necesitaba volar hasta que volví a la dinámica de los procedimientos, las emergency check-lists o las clases de CRM. Y os confieso una cosa… el día de la prueba de mi nuevo uniforme, casi se me caen las lágrimas de emoción mientras me miraba en el espejo (sister, ese momentazo contigo fue de lo mejor del curso).
A veces hace falta que pase algo gordo en la vida para que uno reaccione y se de cuenta de lo que de verdad quiere hacer; de lo que en verdad ama hacer. Yo lo supe siempre, pero hoy lo ratifico: mi pasión es volar. Ojo, que no digo que sea la única pasión que tengo, pero sí es una de las más importantes. Me siento feliz, completa, fuerte y preparada para hacer felices a los demás.
Cuando eres feliz, atraes felicidad… eso es así. Últimamente me cuesta menos escuchar, comprender y hasta perdonar.

¿Cuántos de vosotros creéis que os merecéis esa oportunidad que nunca llega? Un trabajo, un agradecimiento, un amor, un detalle, el viaje de tu vida… Para un momento, analízate y piensa si estás teniendo la actitud correcta. Desear con todas tus fuerzas que pase algo, no va a hacer que pase. Cruzar los dedos, rezar a todas las divinidades que conoces o compadecerte de ti mismo, tampoco va a hacer que pase. Cárgate de fuerza, sé valiente, toma la decisión y échate a volar.

Just in case, si decides echarte a volar asegúrate de que la gente que te quiere te espere abajo con una red por si te caes. Y si te caes… levántate con la frente bien alta (y como dijo el gran Sabina: con la lengua muy larga y la falda muy corta). No esperes a que la vida te de un palo para reaccionar.

¡Felices vuelos y ánimo que ya llega el fin de semana!

Artículos Relacionados

18 comments

Fernando mayo 8, 2014 - 11:41

Enhorabuena….. por seguir adelante con la cabeza bien alta !!!

Reply
lucyintheclouds mayo 8, 2014 - 12:12

Muchas gracias, Fernando 🙂
¡Un abrazo enorme!

Reply
Gema Garcia Perales mayo 8, 2014 - 10:46

Gracias Lucia! para las que hemos volado muchos años y aún lo echamos de menos eres un gran pilar!

Reply
Helena mayo 8, 2014 - 13:58

Lo compartiré porque sirve para cualquier persona todo lo que dices.No te conozco más que a través de esto pero me simpatizas y aunque no soy más que una pasajera ocasional amo el mundo de la aviación,a pesar de mi miedo a volar que supera con un ansiolítico(recetado!) y un buen vinito,poco y rico,ja,ja,ja!Por lo que me gustó tu pág.desde que la conocí sigo leyéndola y ahora te deseo lo mejor,que el Señor te bendiga y acompañe siempre(que lo sientas,porque El está)Otra cosita…podríamos saber en qué compañía volarás?

Reply
lucyintheclouds mayo 8, 2014 - 15:44

Helena, os lo contaré pronto 🙂
Muchas gracias por tus palabras, de verdad que ayudan un montón a seguir escribiendo. ¡Abrazos!

Reply
Iago Glez mayo 8, 2014 - 12:56

Nacimos para ser adictos a algo, así que mejor que esas adicciones sean favorables. Feliz vuelo 🙂

Reply
Tronan mayo 8, 2014 - 16:16

Me alegro mucho por ti, que te haya ido todo bien y que hayas recuperado esa baza de tu vida que te es tan necesaria. La oportunidad hay que aprovecharla ¿Verdad?.
¿Sabes que? siempre pienso que según tratas a la gente la gente te tratará a ti. Eres buena persona, tratas muy bien a la gente con lo cual ¿como no ibas a poder volar nuevamente? ¿como no te iban a seleccionar? ¡¡ Ese karma nivel 100 !!

Que chulo el avión de la foto 😉

A VOLAR!!!!!!!!

Reply
lucyintheclouds mayo 8, 2014 - 16:24

Oooh!! Muchísimas gracias!
Claro que hay que aprovechar las oportunidades 🙂 y tú también eres una persona buena y que ha sabido ayudarme. Gracias infinitas!
El avión, chulísimo 😉

Reply
Tronan mayo 8, 2014 - 16:56

Ay que sonrojo 😛 :*

Reply
Lucía M. Taboada Barreiro mayo 8, 2014 - 14:20

Muchas gracias Gema! Un abrazo!

Reply
Lucía M. Taboada Barreiro mayo 8, 2014 - 14:20

Graciñas, Iago!

Reply
Diego mayo 8, 2014 - 18:08

Enhorabuena Lucy!!! Me alegro muchisimo leer esto, y ver que vuelves a los aires, ya que es un mundo totalmente diferente, y en que todos compartimos una misma ilusión: LA PASIÓN POR VOLAR.

Espero que un día coincidamos en la misma aeronave y compartamos juntos esa pasión.

Ahora bien, A QUE AEROLÍNEA HAS ENTRADO? Me muero de ganas por saberlo, que tantos años leyendote y ahora me intriga muchisimoooo.

Un saludo.

Reply
Luisete mayo 8, 2014 - 23:14

Mi más sincera enhorabuena!
Ojalá tenga la suerte de coincidir en algún vuelo 🙂

Y sí tienes unos minutos escucha esta canción:
http://youtu.be/QbnB5npEc7g

Pero sobre todo en los tiempos de bajón quédate con esta frase:
«La suerte ayuda a los que quieren volar, más allá del mar.. Más allá del miedo…»

Un abrazo galleguiña!

Reply
lucyintheclouds mayo 9, 2014 - 01:41

¡Muchísimas gracias por tus palabras y por la canción, Luisete!
¡Un abrazo muy grande!

Reply
Funk House mayo 14, 2014 - 12:44

Lucy qué historia más emocionante! Sigo el blog desde hace unos tres años, buscando información de la famosa huelga de personal de Air Europa (la que duró tres meses) apareciste de casualidad en la pantalla de mi PC y desde entonces que te sigo. Egoístamente hablando, espero que esto se traduzca en nuvas anécdotas (no sabes cuánto las echo de menos), y por supuesto me alegro mucho por ti de que hayas vuelto al aire si tanto lo echabas de menos. No sé si será éticamente correcto que nos desveles en qué aerolínea vas a volar, porque ahora que "nos conocemos" tiene que ser lo más coincidir contigo en un vuelo. (y si me lo cuentas por privado, prometo no contárselo a nadie, je, je, je).

PD: los primeros vuelos de mi vida fueron en Air Nostrum, VLC IBZ VLC en 2005 y 2006, y viendo el nivelazo que tenían las TCP no me extraña que tú estuvieras entre ellas 😉

Reply
lorena mayo 17, 2014 - 23:04

No sabes muero por entrar a Aerolineas como check_in o azafata pero amo lo que es todo lo que sea aviòn y no veo la hora de star ya!!! con ese uniforme… como me cuesta ingles! siento que mis años pasan y que no voy a tener oportunidad! 🙁 me hicistes llorar!

Reply
Jesica Mabel Gomez Ojeda agosto 1, 2014 - 00:51

Excelente, me encanta todo lo que nos contas!!!! <3

Reply
Antonio Paris diciembre 30, 2014 - 11:53

Lucía…No words to describe what I´ve just read!!!!
Increíble, de verdad. Te lo dice un gallego que vive muy lejos de Galicia y que pudo cumplir su sueño de ser piloto después de muchísimos esfuerzos. Leo tus aportaciones y se me ponen los pelos de punta, y comparto cada línea de tus aportaciones.

A miña máis sinceira noraboa polo blog!.

Reply

Leave a Comment