10 Cosas que los TCPs y pasajeros no volverán a ver (I parte)

by Carlos

El ser humano ha ido evolucionando con el tiempo; homo habilis, homo erectus, homo antecesor … y así hasta llegar al homo sapiens.
Algo parecido ha pasado en la aviación. Las cosas han cambiado y mucho. Ya nada es como era.

 

¡Al abordaje!

Flickr Curran Kelleher-Diarioazafata.com

Como si se tratara del primer día de rebajas en un centro comercial, algo más de 100 personas se agolpaban en la puerta de embarque de forma más o menos ordenada y dispuestos a conseguir asiento junto a sus amigos o familia. Carreras por la plataforma de estacionamiento, señoras poniendo a prueba su capacidad física y de negociación con otros pasajeros…

 

Hasta hace muy poco tiempo, Ryanair funcionaba así. Lo cierto es que no sólo en ese sentido, si no que en general ha mejorado bastante y permite que embarques con tu asiento asignado, evitando así que los pasajeros tengan que acudir al gimnasio varias semanas antes para ponerse en forma y subir las 13 escaleras del avión. (12+1 para supersticiosos).

 

¿Asiento para fumador o no fumador?

Esa pregunta pasó a ser historia hace ya unos cuantos años. En 1992 comenzaron las primeras restricciones que prohibían fumar en los vuelos que durasen menos de 90 minutos y cuyo origen o destino fuera España. No obstante, no fue hasta 1999 cuando las cosas se pusieron más duras y se prohibió por completo fumar en los vuelos nacionales. Compañías como Iberia optaron por prohibirlo en todos sus vuelos, tanto domésticos como internacionales. Para ayudar a ello, además de dar una serie de consejos, ponían caramelos o bebidas para calmar la ansiedad de todos los pasajeros fumadores.

Aunque algunas aerolíneas empezaron a aplicarlo antes, no fue hasta hasta el año 2006 cuando se prohibió por completo.
Ahora, si quieres fumar lo tienes complicado; no vale hacerlo en el baño, hay un detector que se lo chiva a la tripulación. Está prohibido por ley, si si lo haces, puedes ser denunciado a la policía en cuanto te bajes del avión.

Entonces… ¿para qué valen esos ceniceros que ves en el asiento o en los baños? ya puedes ir pensando que el avión no es tan nuevo como parece y lleva muchas horas volando. ¿Y qué hay de los cigarrillos electrónicos? ¿prohibirán en un futuro próximo la nueva moda de vapear?
Flickr Kai Hendry -Diarioazafata.com

Los dispositivos electrónicos portátiles podrán utilizarse cuando se apague la señal luminosa de cinturones…

Si lo de fumar a bordo pasó a la historia, la anterior frase también lo hará dentro de muy poco en todas las aerolíneas.
Como ya os contamos, a principios de año se aprobó el uso de los dispositivos electrónicos durante todo el vuelo, independientemente de si estás aterrizando, despegando, en corta final o en fase de rodaje.

Antes de esto, algunos aviones se adaptaron y cambiaron la señal luminosa de no fumar por la de apagar los dispositivos electrónicos portátiles. Poco les ha durado este cambio…

 

¿Qué desea para beber?

Con el nacimiento de una nueva generación de compañías aéreas, las lowcost, eso de tomarse un refresco con un pequeño bocadillo se acababa. Fue en 2004 cuando Iberia decidió eliminar este servicio gratuito en todos los vuelos que no fueran largo radio. La última aerolínea en España, la que más resistió a privar a los pasajeros de este servicio, fue Air Nostrum, que hasta Mayo de 2012 siguió ofreciendo catering gratuito.

Ahora si quieres disfrutar de un excelente menú diseñado por un conocido chef, acompañado de un vino Ribera del Duero, ya te puedes ir preparando para viajar en clase business y pagar alrededor del triple o cuádruple de lo que te ha costado el vuelo en clase turista.
Si te va más lo sencillo y no eres amigo de los excesos Business, tendrás que pedir un menú más sencillo, con un sandwich envasado y un capuccino de 4€, y pagar una media de 10€.

Parece que fue ayer cuando en compañías tan míticas como Pan Am te servían grandes manjares en mesas perfectas y cuidadas al detalle…

 

¿Podemos ver al piloto?

 


Flickr popofatticus- Diarioazafata.com

Aunque cueste decirlo, la respuesta la mayoría de las veces por parte de los TCPs es «no». Desde el fatídico 11-S las cosas cambiaron mucho en la aviación y se prohibió totalmente que cualquier persona ajena a la aerolínea entrara en cockpit.

En general cada compañía tiene sus normas, y si conoces a alguien de la tripulación o sonríes, utilizas palabras que forman parte de la jerga de la aviación y lo pides educadamente,  puede que te dejen hacer una visita rapidita una vez que el avión esté en tierra. Si quieres que la visita sea en pleno vuelo, la cosa de complica un poco más.

¿Hay más cosas que nunca volveremos a vivir en la aviación? Lo veremos en el siguiente post… mientras tanto, ¡felices vuelos! 😉

 

Imagen principal: Flickr Kai Hendry 
Imágenes: Flickr curran.kelleher , Flickr popofatticus, Flickr Kai Hendry

Artículos Relacionados

4 comments

El Magazine del Viajero marzo 14, 2014 - 19:24

Simpático artículo: lo de ver al piloto es una de las cosas de las que sigo con ganas, aunque ya esté un poco crecidito para pedirlo 🙂

Sobre los dispositivos electrónicos en pleno vuelo, justo publicamos un artículo al respecto:
http://www.liligo.es/magazine-viajes/que-aerolineas-permiten-usar-dispositivos-electronicos-en-todo-el-vuelo-62845.html

¡Un saludo!

Reply
Carlos marzo 24, 2014 - 21:08

Muchas gracias por tu comentario, nos alegramos que te guste nuestro artículo.

Saludos 🙂

Reply
Carrasco Marta abril 16, 2014 - 04:20

Entretenidos los comentarios,es cierto, cambiaron mucho las cosas, se termino con el asfixiante humo en la cabina y el alquitrán adherido a los sistemas de ventilación q tanto danio hacían en un ambiente cerrado a dos mil metros de altura, se paga mucho por el alcohol lo q evita a muchos alcoholizados por temor y hasta la comida es rescaza y cara en algunas empresas, por lo q se restringió mucho en mi época los servicios eran larguísimos, pero eso hacia q estuviéramos en mas contacto con los Pax y se hiciera mas corto el vuelo. Dormíamos un rato arroscadas en un asiento, aunq después llegaron las camas q cambiaron nuestras vidas, sobre todo, un descanso súper reparador, q no se si hoy día se considera.Ahora incluso se paga por las maletas en algunas empresas, por lo q disminuyo mucho el equipaje, el Jumbo era el avión mas cómodo q volé jamas, lo amaba, el DC10, se abrian las puertas delas bodegas y fue terrible perder compañeros, el Airbus es bastante reducido, menos banios y no es fácil pasar de un lado al otro del pasillo, solo hay q caminar mas……

Reply
Carlos abril 21, 2014 - 17:39

Hola Marta,
Muchas gracias por compartir con nosotros tus experiencias, es un placer contar con otra visión diferente a la actual.

Saludos 😀

Reply

Leave a Comment