La nueva generación de azafatas. ¿Qué debes esperar del trabajo de TCP? ¿Hay futuro?

by lucyintheclouds

Una sabe que los años no perdonan y dejan paso a las nuevas generaciones, cuando hablas con un chaval de 14 o 15 años que se muere de la risa cuando le cuentas que tú, a su edad, escuchabas música en el «walkman», que fuiste la primera generación en tener un CD portátil y que para hacer algo en el ordenador tenías que arrancar en MS-DOS.
Hay detalles tontos, impensables, impredecibles, que hacen que te pares por unos instantes y te des cuenta de lo rápido que pasa el tiempo. Caes en la cuenta de que ¡hey! tú generación no es la más brillante, ni la única… y es que detrás de ti ya vienen nuevos pelotones de jovenzuelos con las mismas inquietudes y en ocasiones con dudas y con exigencias que ni tú mismo podías plantearte a su edad.

El otro día me di cuenta de que hay algo más allá de mi generación azafatil. Vamos, que ya me lo había olido en estos casi 4 años que llevamos con Diarioazafata, pero hace escasamente un mes que lo pude corroborar.
A principios del pasado diciembre, me sorprendí al ver que todo el mundo comentaba y compartía un vídeo navideño de WestJet, en el que los empleados de la compañía compraban regalos para los pasajeros de un vuelo. Por lo visto los compraron en el breve espacio de tiempo que pasó desde que los pasajeros comentaron qué regalos les gustaría tener mientras esperaban en la sala de embarque, hasta que el avión despegó.
No quiero quitarle méritos. La verdad es que fue algo precioso y emotivo, pero realmente este detalle ya lo había tenido Spanair hace varios años.
Cuando me paré a analizar qué personas eran las que compartían el vídeo a diestro y siniestro, me percaté de que la mayoría eran chicas que querían ser azafatas en una nueva generación. Me resultó todavía más curioso que muchas de ellas no conocieran el video de Spanair cuando se lo comenté.

En momentos así, es cuando realmente te das cuenta de que los años pasan y que mientras que tú siempre tendrás grabado en tu mente (y en mi caso particular, en mi corazón) aquel regalo con el que Spanair sorprendió a todos sus pasajeros, otras generaciones todavía estaban en el cole.

¿Cuál es la realidad para las nuevas generaciones de TCP?

La nueva generación viene pisando fuerte. Como tú o como yo lo estábamos, ellos también están entusiasmados y deseosos de empezar a volar. Pero la cosa no está fácil aquí en España, para qué vamos a engañarnos, ¿no?
Iberia y Air Europa convocan cada mil años y las únicas que buscan tcps con algo de asiduidad, son Iberia Express y Vueling. Eso, de momento, debería haceros pensar que la rotación de tripulantes es bastante alta y que los contratos y el trabajo no duran demasiado. Por otra parte, no existe tal cantidad de vacantes para todos los que queréis volar. Creo que eso es algo que debéis tener claro desde el primer momento y por mucho que os quieran vender la moto, no vais a volar todos los que queréis. Muchísimo menos, lo haréis todos en vuestro país.

Pero precisamente ahí radica uno de los requisitos de ser tripulante de cabina: movilidad y disponibilidad geográfica; y es también una de las ventajas y «tesoros» que tiene esta profesión: que en la mayoría de ocasiones te obliga a salir de casa, a conocer otros países y otras culturas. Todos los que decís que queréis volar «para conocer países» no estáis del todo equivocados; pero no, no es que vayáis a conocer muchos países mientras trabajáis, es que para trabajar, tendréis que recorrer diferentes bases y diferentes lugares. En el tiempo que estuve volando (y eran buenos tiempos en España para la aviación) pasé por diferentes bases y destacamentos, uno de ellos en Marsella.

Da igual si eres de España, de Argentina, México, Colombia, Chile o USA… hazte a la idea de que es probable que tengas que salir de tu ciudad, de tu país o incluso de tu continente si de verdad quieres alcanzar tu sueño.
La compañía Emirates selecciona personal en casi todos los países del mundo, pero su base está en Dubai… la compañía Etihad, también hace selecciones en América del Norte, Centro y Sur… en Europa, pero su base está en Abu Dabi. Qatar Airways, American Airlines, KLM, Delta, Ryanair, LAN, easyJet… casi todas las compañías aéreas que te seleccionan y después de forman te ofrecen bases en diferentes partes del mundo, y no siempre será en tu país.

¿Y cómo está el tema de los contratos?

Pues depende del país, por supuesto. En España, ninguna compañía te ofrece contratos para tirar cohetes… pero bueno, en realidad en nuestro país prácticamente ninguna empresa te ofrece contratos interesantes.
La mayoría ofrece un contrato de prueba o uno de 6 meses y después… a la calle. Varios meses sin volar hasta que otra compañía te vuelve a hacer un contrato o la primera decide volver a llamarte para un par de meses más. Lo mismo ocurre con otras compañías aéreas europeas. Sin embargo, la cosa cambia en las asiáticas, en las de Oriente Medio o incluso en las americanas. Muchas ofrecen un contrato de prueba y después, directamente un contrato de dos años o indefinido.

¿Desisto? ¿Debería orientar mi futuro laboral hacia otro lado?

No. La gente que de verdad quiere dedicarse a esto, se recorre medio mundo hasta que lo consigue.
Las recomendaciones que os doy siempre cuando preguntáis:

  • Ampliad el horizonte de búsqueda. No os centréis en España (los que estáis aquí) o en vuestros respectivos países… quizá no das el perfil en las compañías nacionales que reclutan, pero sí en una inglesa, italiana o americana.
  • A nivel personal, yo no me gastaría miles de euros en cursos de azafatas o TCPs que sólo están reconocidos en algunos lugares o que expiden certificados que sólo piden algunas compañías (muy pocas)… guardad ese dinero para mejorar los idiomas, empleadlo en comprar material que os pueda acercar al mundo de la aviación y que os sirva de manera práctica en una entrevista. La mayoría de las aerolíneas no os exigen cursos previos, si no disposición, actitud, pasión por la aviación, pasión por el servicio… y por supuesto unos requisitos mínimos que estipulan ellas. Como ya hemos dicho varias veces, los cursos iniciales también los imparten las aerolíneas y no sólo centros privados.
  • Formaos en algún estudio superior. ¿Y si empiezas a volar y la cosa no va bien? ¿Y si al cabo de unos años deja de gustarte? ¿Y si resulta que tienes estabilidad pero te echan de la aerolínea cuando tienes más 35 años? ¿Qué vas a hacer? Recurre a los estudios previos… No te digo que estudies una carrera universitaria si no te apetece o no puedes, pero amplía tu formación, especialízate en algo antes de empezar a volar.
  • ¡Muévete! No esperes a que alguien llame a tu puerta. Envía tú mismo el CV, vete a todos los Open Day que puedas. Si no pasas una convocatoria, no te desanimes. Tómatelo como una nueva lección. En cada entrevista irás mejorando las pruebas y llegará el día en el que encuentres la compañía de tu vida y ella te encuentre a ti.
  • No te engañes. Si no tienes buen nivel de inglés, no vas a volar. Muchas compañías imparten sus cursos en inglés (los iniciales y los de habilitación/conversión). Además, en las entrevistas, siempre hay un bloque de idiomas y aún si empiezas a volar tendrás que entenderte cada día con pasajeros, pilotos y compañeros que sólo hablen inglés.
  • Acude a charlas, talleres, conferencias que haya en tu país o en tu ciudad. Muchas de ellas son gratuitas o cuestan poco dinero. Los conocimientos sobre este trabajo, te lo darán las personas que encuentres en estos grupos. Además, estarás en contacto con otras personas con tus mismas inquietudes y siempre podrás hacer contactos con representantes de aerolíneas y compartir dudas y oportunidades. El paso octubre, hicimos algo inédito en este país: El I Campus Diarioazafata. A él acudieron personas que quieren ser TCPs o que ya están volando y pudieron disfrutar de diferentes charlas de directores comerciales de aerolíneas, consejos de pilotos, de otros tripulantes y conocerse entre todos ellos. Pronto celebraremos un nuevo Campus y os mantendremos informados.

Nuevas generaciones que venís detrás, aprovechad que ahora hay más compañías de bajo coste, siempre son un buen trampolín para empezar o para mantenerse… pero vivid con la realidad de que la aviación no es lo que era hace 20 años; en ningún sentido. Luchad por lo que queréis, acabad vuestros estudios en el instituto o en la escuela, formaos en idiomas (y por favor aprended a escribir medianamente bien), no os dejéis engañar por gente que os promete trabajos fijos como tripulantes, viajad, vivid la vida y nunca abandonéis vuestro sueño. Quizá ahora no es el momento pero algún día lo será.
¡Buen fin de semana y felices vuelos!

Artículos Relacionados