El día que descubrí en pleno vuelo que Achtung no significaba peligro de muerte

by lucyintheclouds

Antes de empezar a volar, compaginé mis estudios en la Facultad de Magisterio con un Ciclo Superior de Turismo. La verdad es que no me gustaba mi carrera y como en mi casa estaba prohibido hablar de volar hasta que no acabase mis estudios, decidí motivarme un poco con el ciclo de turismo.
Cuando acabé no me sentí preparada para hacer nada que tuviera que depender de mis estudios. De todas formas, tampoco me sentí preparada para trabajar, durante los años que estuve en la Universidad.
Tengo una visión un poco particular sobre esto, y creo que la Universidad sirve más bien de poco. Lapidadme si queréis, pero salvo algunas carreras en concreto, el resto me parecen patochadas que se pueden aprender sin necesidad de invertir, como mínimo más de cuatro años en la facultad.

Lo único que aprendí en el ciclo de turismo fue cómo llevarme a un grupo de turistas de un lado a otro de la ciudad. Bueno, eso y unas nociones de alemán. En un año me dio tiempo a aprenderme el verbo sein, el haben, los días de la semana, los números, la hora y poco más. Pero claro, como cualquier aspirante a azafata que se tercie, en mi currículum de tcp me aventuré a poner «alemán nivel medio«.

Cuando, en plena entrevista para la segunda compañía aérea con la que trabajé, vi que se acercaba la intérprete de alemán para evaluar mi nivel, sentí que aquel era el momento en el que me quedaba fuera de la selección. Las dos primeras preguntas eran fáciles:
Wie geht es dir? y bist du nervös?
La siguiente, ni idea. La buena suerte se puso de mi lado y cuando iba a decirle que no le entendía nada, se acercó otra de las entrevistadoras para comentarle que tenía una llamada. La intérprete salió, y al entrar de nuevo en la sala se fue con otra candidata.

Esa fue la manera en la que pasé la entrevista de alemán.

En la primera compañía en la que volé, la cosa fue incluso mejor: la prueba de idiomas solo se hacía en inglés, así que ni siquiera tuve que aparentar que tenía un nivel medio en alemán.

Achtung no significa «prepara la cabina porque vamos a morir

Durante un tiempo, la aerolínea para la que volaba firmó una especie de acuerdo con otra compañía aérea alemana: WDL. Los alemanes venían a España a operar algunas rutas pero solo traían sus aviones y sus pilotos. Las azafatas éramos nosotras.
Cuando me hicieron sobrecargo, me estrené con los alemanes. Increíblemente, y a pesar de que eran pilotos, no tenían grandes nociones de inglés, así que salvo las comunicaciones normales y de emergencia, apenas teníamos trato con ellos. Hablaban alemán y era imposible seguirles el rollo.
Yo estaba acostumbrada a volar con pilotos holandeses, pero los alemanes no tenían nada que ver con mis chicos Denim Air.
Eran bastante setas y aburridos. Además recuerdo que su compañía no les pagaba las dietas de la comida y nos miraban con cara de corderos degollados cuando catering subía nuestra comida a bordo. Al final, por la lastimica que nos daban, terminábamos dándoles la mitad del bocadillo de «choritso».

Era una tarde de Octubre cuando entré en la cabina de mando para comprobar que estaba todo bien. Les pregunté si querían un café -Ja, eine Tasse Kaffee… Möchten Sie gerne eine Tasse Kaffee? – Madre mía, me daba la impresión de que miraban de forma rara. Normal, no era capaz de construir ni una sola frase al derecho. El capi me miró y soltó un frío -Ja, bitte – y acto seguido le pegó un grito al F/O. Aquella palabra que soltó con aquel énfasis me pareció lo peor que había escuchado en mi vida. Había dicho Achtung!

Achtung, en mi mente de nivel elemental-1 de alemán significaba «algo va mal. Vamos a morir». Achtung, en mi cabeza se traducía por ¡peligro de muerte! Recordaba haber visto aquella palabra escrita en mi libro de 1º de alemán. Estaba en una señal de peligro.
Pregunté si todo iba bien. Alles gut, Kapi?
-Achtung! – volvió a decir, y siguió diciendo casas en alemán al otro piloto que no paraba de mirar para la colección de indicadores de su mega panel del averno.

Salí pálida de la cabina.

* Maripili, ¿tú sabes alemán?
* Bueno, un poco.
* Un poco ¿cuánto es?
* Así, como nivel medio, o algo menos
* Ah vale. Entonces como yo. Y sabes qué significa Achtung?
* Achtung es ¡peligro! ¡mucho peligro!
* Lo sabía. Algo pasa en la cabina. El capi le ha dicho dos veces a Adolf, ¡Achtung!
* ¿En serio? ¿Y le has preguntado si hay algún problema?
* Sí, pero me ha mirado con cara rara y no me ha contestado.
* Algo va mal.
* ¿Preparamos la cabina por si acaso? Sin llamar la atención, pero vamos a ir recogiendo y asegurando todo.

Y allá nos fuimos Maripili y yo a preparar la cabina para un aterrizaje de emergencia con posible evacuación por fuego en un motor y fallo en el sistema hidráulico.

Cuando íbamos por la fila 7, escuchamos cómo un pasajero alemán le gritaba a su hija -Achtung, Ingrid! – y Maripili y yo nos miramos con cara de superheroínas a punto de salvarle la vida a una niña de 5 años a la que se le había caído en zumo de naranja por el vestido.

El pasajero hablaba algo de español y esta fue la conversación:

* Sir, is everything ok?
* Sí, señorrita. Por qué prreguntar si esta todo bien?
* Porque he escuchado que le decía Achtung! a Ingrid
* Oh, sí! Ingrrrid es muy despistada y siempre caerrr todo de las manos.
* Pero…pero ¿por qué le ha dicho que es peligroso?
* Peligrrro?
* Sí, achtung significa peligro, ¿no?
* No sólo peligro, también es un aviso que se dice para ¡ten cuidado! o estar preparado, o ¡atención! pero no solo peligro. No peligro. Ingrrrrid no peligrrro con jugo de narranja.

Maripili y yo nos miramos otra vez y nos empezó a dar la risa. Las dos estábamos convencidas de que algo iba mal en la cabina y estábamos preparadas para escuchar la llamada de emergencia del comandante.
Así que ya sabéis. Os lo dije cuando hablamos sobre el nivel de inglés en los currículum, y os lo digo ahora con el alemán. Es mejor que seáis sinceros con vosotros mismos. Si tenéis un nivel elemental, no digáis que tenéis un nivel medio, y si mentís, tratad por lo menos de que vuestra ignorancia no os juegue malas pasadas.

¡Felices vuelos a todos!


[wp_ad_camp_3]
img:by twicepix

Artículos Relacionados