El galley de Nita: Famosos on board

by lucyintheclouds

¡Ay esos famosos, famosillos y famosetes!… siempre causando revuelo.
Personalmente nunca he entendido el «fenómeno fan» pasados los 15 años, pero para gustos los colores, como pude experimentar varias veces en el avión.

Cuando sube  un famoso a bordo, el problema no suele ser él, si no lo que trae consigo. Guardaespaldas, mil medidas más de seguridad, un procedimiento diferente en el que entran los últimos, salen los primeros… un lío, vamos.

Ellos tratan de molestar lo menos posible y si por ellos fuera, la mayoría de las veces ni se presentarían. De hecho en ocasiones ni saludan, ni te miran cuando te diriges a ellos y en su lugar te contesta su acompañante.
A base de llevar a unos cuantos, he descubierto que algunos padecen una extraña enfermedad: sólo hablan cuando hay una cámara delante, si no, no saben ni decir «buenos días» y es si les preguntas, por ejemplo, cómo toman el café, te responde su acompañante. Este tipo de famosillos son el tipo más habitual, pero no el único.

Por otra parte están los que van dando la nota. Exigiendo y despreciando a partes iguales. Son los que se creen dioses (incluso más dioses  que el comandante) y entran por la puerta con gafas de sol, gorra y otras piezas de atrezzo. Simulan que no quieren llamar la atención, pero en el fondo es lo que más desean y hacen lo que sea necesario para conseguirlo. Y como vayan en grupo (equipos, grupos musicales…) ni os cuento en qué queda la cosa.
En una ocasión llevé a un actor español al que sólo he visto actuar en una serie que termino hace cerca de 10 años… No se si seguirá actuando, si habrá hecho algo mas o justo ese día venia con un proyecto nuevo…pero el caso es que apareció en al galley Exigiendo que quitáramos el aire acindicionado (Sevilla, 15:00, agosto…) por que era actor y tenia que cuidarse la voz y el aire acondicionado le sentaba mal, por que claro, el es actor y a los actores como el,  el aire les va fatal, por que ellos, los actores, trabajan con la voz…os prometo q dijo su profesión 10 veces.

Recuerdo que una vez llevé a un equipo de segunda división. Venían directos del campo ¡y sin duchar!
Al llegar al avión se les ocurrió la brillante y cívica idea de despojarse de zapatillas y camisetas como si del salón de su casa se tratara. Estaban todos sentados en la parte trasera del avión, con los pies estirados en el pasillo.
Al llegar a esa zona con el carro, una de las personas mayores que viajaban con ellos (quizá el entrenador o algún representante) me dijo:

-Te queda lo más difícil ¿Eh?
-Uy, no señor que va, el carro pesa lo que pesa, si pasa por encima de algún pie y se queda sin carrera deportiva será una tragedia…

Lo dije en tono de broma, con una gran sonrisa, pero automáticamente todos guardaron sus pies en los zapatos y sus piernas debajo de los asientos.

En otra ocasión lleve a un «hijo de» que se pasó durmiendo todo el vuelo y sólo se despertó cuando pasamos con el servicio de bar y alcohol. Cuando descubrió que no podíamos prepararle un mojito en copa de balón con trozos de kiwi y azúcar por el borde casi  monta en cólera .

Ya veis. Hay de todo como en la viña del señor.
¿ Recodáis que hace unos 3 años hubo varios incidentes seguidos con famosos?
Beyonce exigió un cafe con virutas de mocca, y al no poder darselo, le dijo a la azafata que sus zapatos eran feos. ¡Menudo descubrimiento, oiga! Como si no supiéramos lo feos que son los zapatos de los uniformes.
Melendi hizo dar la vuelta a un avión que estaba porque se pasó de copas y de bocazas. Se excusó diciendo que había bebido porque tenía pánico a volar.
Luego está el caso de un «cantaor» de flamenco que con la misma excusa se permitió empujar a la azafata y llamarla unas cuántas cosas.
Creo que la educación no esta reñida con la fama, los hay muy famosos, famosísimos, y educadísimos, y los hay que no los conocen ni en su casa a la hora de comer y vienen con exigencias tontas para hacerse notar.

¿Y qué puede haber peor que un famoso pesado? Pues claramente un pasajero-fan de un famoso pesado. En el momento en el que se enteran de que en su vuelo va fulanito de tal comienza el show y te preguntan si es cierto que va no se quién, que dónde está sentado, que si le podemos pedir que nos dé un autógrafo para ellos, que «me llamo Margarita Pérez y soy su fan número uno» , o directamente intentan colarse en business con cualquier excusa como:
«… aaaah que… ¿no es aquí el baño?»
«no si yo volvía a mi asiento…» o «venia a pedirle a usted otro vasito de agua»

Reconozco que la vida de los famosos debe ser complicada, pero creo que a veces algunos de ellos la hacen todavía más difícil. Y menos mal que no todos son así de escandalosos, exigentes o impertinentes,  también los hay discretos educados y ¡hasta simpáticos!

img by Chamillewhite
[wp_ad_camp_3]

Artículos Relacionados