Una vez pasada la impresión de la bacteria pusimos rumbo a Italia, creo recordar que era Roma…llegamos, desembarcamos y nos preparamos para la vuelta a casa. Llevábamos mucho retraso y más que nos ocasionaron en el aeropuerto de Roma. Así que mientras esperábamos a que nos quitaran la escalera para cerrar puertas, decidimos ir empezando la demostración de seguridad.
Recuerdo que estaba en el pasillo, agotada y colocando el chaleco, la mascarilla, etc cuando ví venir corriendo por el pasillo a una chica muy alterada:

* ¿Me puedo cambiar de asiento?
* Eh sí, sí claro, aquí ¿Qué ha pasado? ¿Se encuentra bien?
* Es que un hombre me esta tocando.
* ¿Perdone?
* [Snif snif]
* Pero… ¿Tocando cómo? -bien podía ser el codo.
* El pecho, me está tocando el pecho. Un desconocido…
* A ver, tranquila ¿Qué ha pasado?
* Pues ya en la terminal me estaba mirando, y al subir al avión resulta que su asiento es justo el de detrás de mi… Metió la mano entre los asientos y me empezó a tocar…así que me levanté, y vine aquí.
* Mire, voy a traerle un vaso de agua y vengo enseguida, relájese.

La mujer estaba muy nerviosa, la escalera seguía puesta y la puerta abierta. Y justo en ese momento salía el comandante de cockpit, y cuando me vió la cara, exclamó:

* Oh señor! ¿Ahora qué?
* Pues…tenemos un pulpo a bordo. (Primero una bacteria y ahora un pulpo)
* ¿Perdón?
Le expliqué lo que había pasado y decidió que no quería volar con semejante personaje a bordo. Si en tierra ya se estaba comportando así…¡iba a bajarlo! Así que llamó a los Carabineri y mandó llamar también a la chica, que, aunque al principio se mostró un poco reticente, finalmente aceptó denunciar al sujeto. Ella tampoco quería volar con él.

Cuando llego la policía y hablo con el pulpo, éste lo negó todo, pero le mandaron a cabina a recoger sus cosas.

Parecía que finamente todo se estabilizaba: se llevarían al pulpo y podríamos volar de vuelta a casa. Casi podía oler mi cena. Y entonce sucedió…
Un americano de color, gigante, con el cuello del tamaño de un jamón Navidul y que ocupaba dos asientos se levantó y empezó a increpar al pulpo:

* Oh you sucks man, I’m gonna kill you…

El pulpo se aterrorizó y el gigante levantó la mano, y yo pensé «-dios mío, va a pegarle aquí mismo…eso serán horas de retraso, reclamaciones….¡quiero llegar a mi casa!» y no se por qué lo hice, pero levanté mi mano y sujeté su brazo. El gigante me miró como si fuera mosca a la que iba a aplastar.

* Relax please sir, relax…

Debí de hacerle gracia, porque me sonrió y se sentó mientras lanzaba al italiano la mirada más despectiva del mundo y…y yo respiré. Acompañe al pulpo con los valientes Carabineri que no habían aparecido por la cabina durante el altercado, y se lo llevaron. Cerramos puertas, despegamos y yo tuve que aguantar unos cuantos comentarios sobre si me creía superwoman o algo así… Y llegamos a casa, sin más incidentes, que con bacterias, pulpos y gigantes que ya era bastante, y dimos por finalizado un día…curioso.

[wp_ad_camp_3]

Artículos Relacionados

8 comments

virginia marzo 6, 2012 - 16:48

Jajaja ese tipos de pasajeros no deberían existir… Muy buen post Nita 🙂

Saludos:)

Reply
Miriam marzo 6, 2012 - 17:20

Qué valor para imponerse delante de semejante bicho, Nita jaja
Oye, y no te preguntaste que quizás el señor que tocaba a la chica decía la verdad? Es que yo en eses casos nunca sé de quién fiarme :S Aunque bueno, supongo que de eso ya se encargaría la policía..
Buen post, me gusta como escribes, sigue así:)

Reply
Nita marzo 6, 2012 - 21:40

Hola Miriam!!
Gracias por tu comentario, si, todos dudamos ñor un momento pero el estado de nervios de la chica no era normal, y aunque al principio el «pulpo» paRecia muy inocente, trajeado, joven….ncuando vino la policía se puso agresivo y…. Bueno, por supuesto que podemos equivocaron, aun así, el comandante decidió bajarlo y el tiene potestad para tomar ese tipo de decisiones así que…
Un saludo!!

Reply
Miriam marzo 7, 2012 - 17:32

Gracias a ti, por escribir posts como estes;)
Hay gente que sabe fingir muy bien, y luego cuando viene la policía o la cosa se pone más fea pierden los estribos y ala! se ven los trapos sucios…
Otro!!

Reply
castizo marzo 6, 2012 - 21:37

Y si la chica se lo inventó? Yo no le hubiera bajado, simplemente los hubiera separado.

Reply
SpooK marzo 6, 2012 - 22:34

Endevé hay que ver, Dios los cría y ellos poco a poco se van subiendo a los vuelos!!! Bacterias, Pulpos, veo que has tenido que tratar con fauna variada por el tren, cualquier día me veo leyendo también historias de la flora… ¡quien sabe! Bueno si algo sé es que me estoy volviendo fan de esta página y sobre todo de tus historias que me gustan mucho y en diversas ocasiones me siento identificado con aquello de «llevar lo mejor de cada casa»

ReSaludotes!!!

SpooK

Reply
avecilla marzo 8, 2012 - 15:20

ola a todos no sabéis lo q me he reído imaginadnome a la pobre nita lidiando con bacterias pulpos y apunto de ser aplastada cual moskita jajajaja escribes muy bien me imagino la situacion como si estuviera yo también allí jajjaa un saludo

Reply
Angel marzo 19, 2012 - 14:06

Mi padre se enteró, años ha, de que un compañero, americano de color tamaño 2×2, como los frigoríficos de las pelis, se casaba. Así que le soltó un:
– Bueno, parece que ya tenemos mujer ¿eh?
A esto que el negraco se levanta y le suelta con un cabreo monumental
– Tenemos no, ¡tengo!

Reply

Leave a Comment