Azafatas con tiempo libre que se convierten en turistas: Buongiorno, Bologna!

by lucyintheclouds

«Maleta, ok. Ropa dentro de la maleta, ok. Pasaporte, licencia, certificado y tarjeta ok. Llaves de casa, ok.

Vale, esta vez parece que estoy preparada para salir de línea.»

No más turismo en zapatos de servicio, no más cenas con uniforme tuneado. Estaba preparada para que esta línea a Bolonia saliese perfecta. Después de casi 2 años durmiendo fuera de casa más de 10 noches al mes, esta vez no iba a olvidarme ni un detalle.
Además, ese día volaba con una chica nueva.
Seguro que en ese momento ella también estaba saliendo de casa hacia el aeropuerto. Contenta, ilusionada por su primer día. Dispuesta a ayudar en todo lo que pudiera, a implicarse, a causarme buena impresión. Estaría atacada de los nervios como lo estábamos todas en nuestro primer día.

«Ok. No vayas a cagarla con la nueva. Positivismo a tope y a pasarlo bien. A ver, a ver…¿dónde nos toca dormir? ¡Bolonia! ¡Genial! Mañana tenemos toda la mañana para dar una vuelta; seguro que a ella le hará mucha ilusión.
A ella, claro, porque lo que es a mí… a mí no. Yo ya he visto Bolonia cuatro millones de veces. Me aburre la mortadela, las torres y los pasajeros italianos son pesados. El hotel no me gusta, está lejos de todo. y… Nononono, espera Lucía…sé positiva, sé positiva.»

Aquel día salí de casa pronto y llegué a firmas con media hora de antelación. Quería saludar a las otras chicas, revisar el correo, mirar mi casillero y estar allí cuando llegara mi nueva compañera.
Cuando entré en la sala, ví a 2 chicas sentaditas en los asientos de la entrada.

* ¡Hola! Me llamo Lucía. ¿Sois nuevas, verdad?

Una de ellas me miró con cara de susto y dijo que sí en bajito. La otra, más dicharachera, se levantó y con una sonrisa Profidén dijo:

* Sí, yo sí. Me llamo Marta. ¿Cómo sabes que somos nuevas?
* Por su coleta, en la que no se mueve ni un pelo y por tu corbatín. Y porque estáis aquí sentadas en vez de estar conspirando en la sala de tripulación.
* ¿Por mi corbatín? ¿Por qué?
* Porque lo llevas al revés.

La sonrisa Profidén se borró.

* Tranquila, yo también me lo puse mal el primer día… ¿Quién de las dos vuela a Madrid ahora y duerme en Bolonia?

La chica calladita contestó:

* Yo.
* ¡Anda! ¡Pues te vienes conmigo!
* ¿Tu eres la supervisora?
* ¿La qué? No, yo soy la sobrecargo. No me jodas fastidies que nos toca volar con supervisora…
* Perdona, pensé que el primer día tenía que volar con una supervisora para aprender.
* Darling, con el día que tenemos por delante, te aseguro que vas a aprender a una velocidad record.

Las dos chicas nuevas se miraron. La mía palideció.

* Nononono…no te preocupes, no quería decir eso. Pero verás que con los 3 vuelos internacionales que tenemos hoy por delante, seguro que vas a poder despejar un montón de dudas. Tranquila, ¡vamos a pasarlo genial!
Por cierto…¿Cómo te llamas?
* María.

María no pareció muy convencida con la excusa de los 3 vuelos, pero conseguí disuadirla, hacer que firmase el daily, que contestase bien a mis preguntas en el briefing y que tomase un poco más de confianza en sí misma.
Mis logros se disiparon cuando llegaron los pilotos y la dejé sola con ellos. Cuando volví estaba a punto de sufrir un colapso.

* ¿Preparada para subir al avión?
* Sí.

No sé por qué estaba tan nerviosa. María fue una de las novatas más profesionales a las que he soltado y la tarde tanscurría con total normalidad. Tiempo en las escalas para enseñarle cosas, para tomar un café… Perfecto. Un día perfecto.

En la segunda escala, mientras planeábamos la novatada de la María, sonó mi móvil:

* ¿Lucía? Te llamo de Programación. Tenéis un cambio en la línea.
* ¡No!
* Sí…toma nota, acabáis un poquito más tarde…
* Espera, ¿pero cuánto más tarde?
* A las 23.45. Ahora hacéis el BCN-NCE programado. El cambio es en Niza. Cambiais de avión con los pilotos para hacer un NCE-BCN y el último a Bergamo, Italia. Ahora llamaremos al capi para contarle el cambio.
* Ok, lo tengo. ¡Bye!

* Chicos, nos han hecho un cambio. Nos modifican el Niza-Madrid por un Niza-Barcelona y llegamos una hora más tarde a Bérgamo.
* Sí, ya se lo están diciendo al capi. Díselo a tu compañera.

* Mari, tenemos que cambiar de avión en la siguiente escala y volamos a Barcelona en lugar de ir a Madrid. Además llegamos al hotel una hora más tarde.
* Oh! ¿Habrá pasado algo? ¿Por qué crees que nos han hecho el cambio?
* No mujer…por cualquier imaginaria, o por algún retraso o avión estropeado…nada grave; es normal.
* ¿Pero dormimos en Bolonia igualmente?
* Sí sí, llegamos más tarde, pero dormimos en Bolonia.

Sí amigos. Estáis leyendo bien… Y no, Bérgamo no es Bolonia.
Bérgamo está en la región de Lombardía. Bolonia está en la de Emilia-Romagna. Nadie confunde Bérgamo con Bolonia, pero en mi mente, la programadora había dicho Bolonia, destino inicial de nuestra línea. Nada de Bérgamo. Claro, que yo me dí cuenta de esto demasiado tarde…

Aterrizamos en Bolonia-Bérgamo a las 23.45 tal y como nos habían comunicado. Mi compi estaba muerta de cansancio y cuando bajamos del avión sólo podíamos pensar en dormir.
Como siempre, un coche precioso nos esperaba a la puerta del aeropuerto para llevarnos hasta el hotel.
¿Cuántas veces habría estado en él en los últimos meses? ¿10? ¿15? En mi mente, seguíamos en Bolonia.

* Mañana si quieres vamos a visitar las torres de la ciudad. Bajamos a desayunar temprano y nos vamos a hacer turismo.
* ¡Vale! Esta mañana antes de salir de casa, estuve leyendo acerca de Bolonia. Me apetece un montón visitar la ciudad.
* Pues te veo mañana a las 10 en el desayuno. ¿Qué te ha parecido tu primer día?
* Muy bien. Es una suerte que me haya tocado contigo. Controlas un montón. Espero llegar a ser como tú.
* ¿Como yo? No mujer…¡Hasta mañana! ¡Que descanses!

Y ahí me fui a la cama, llena de orgullo y satisfacción por ser la inspiración de la nueva.

Me desperté a las 9 con la luz del sol entrando por mi ventana italiana. Me senté en la cama y repetí el ritual de cada mañana en el hotel: saludar a la ciudad en el idioma correspondiente. Así me recordaba a mí misma dónde había amanecido.

¡Buongiorno Bologna! -Dije a pleno pulmón._

Cuando bajé a desayunar, María ya estaba sentada en la mesa.

* ¡Hola María! ¿Qué tal has dormido?
* ¡Muy bien! La habitación es estupenda.
* Sí, para ser Italia, es una pasada…
* ¿Es la misma cadena que el de Bérgamo?
* Ni idea, ¿por que?
* Es que esta mañana he visto que el boli de la habitación pone Bérgamo. Imagino que tendrán hoteles allí también.
* Ah, pues nunca me había fijado, pero puede ser.
* Voy a coger un poco de mortadela, ¿quieres?
* ¿Mortadela? No la he visto…

* Mi scusi cameriere. Mi può portare un po’ di mortadella?
* Mortadella? Scusi signorina ma non c’é bologna per la colazione.
* ¿Cómo que no se sirve mortadela para el desayuno? Siempre la tomo aquí.
* ¿Aquí? Signorina, no lo creo.
* ¿Pero cómo no? ¡Aquí siempre se sirve mortadela! En Bologna se sirve bologna.
* Ma, sí, en Bologna.
* Pues eso…¿entonces?
* Signorina, non abbiamo bologna, davvero.
* Signorino, si no les queda, me lo dice usted y ya está, pero aquí siempre se ha servido. En todas partes de Bologna se sirve mortadela.
* Ma…signorina. Noi siamo a Bérgamo!

* Luci…Pero tú no me dijiste que estabam…
* Calla María. Ni una palabra.

Menos mal que no me dio tiempo a llegar a la recepción para preguntar la línea de bus que iba hasta las torres Garisenda y Asinelli…

En el próximo capítulo de azafatas turistas: «Visita de media noche en Menorca»

Artículos Relacionados

17 comments

Nita enero 24, 2012 - 14:27

Hola Lucy!!
Seguro que María ya tuvo anécdota que contar de su primer vuelo…yo una vez me Levante en un hotel, me puse el bikini para bajar a la piscina y…menos mal que antes de salir de la habitación en pareo me dio por mirar por la ventanilla, cuando lo vi todo nevado y me acorde que era Moscú y no Canarias…afortunadamente nadie se enteró…jeje
Un saludo!!

Reply
virginia enero 24, 2012 - 15:19

Jajajaja ¡qué confusión! Menos mal que al final os disteis cuenta jajaja 🙂

Reply
Espe enero 24, 2012 - 15:56

Madre mía, qué estrés. Lo que no sé es cómo os aclaráis con tanto cisco, jaja.

Reply
Miriam enero 24, 2012 - 19:37

Jajajjaja estoy deseando leer la siguente parte jajajaj:)

Reply
Anahy enero 25, 2012 - 03:00

Hola,
Sabes, nunca me ha llamado el tema de ser azafata ni el mundo aeronáutico, hasta que descubrí este blog y me muero de la risa con las cosas que cuentas, aparte que he aprendido muchas cosas sobre vuelos, especialmente el capuccino con hielo jeje.
Pero todavía pienso que nunca podría haber sido azafata, ustedes son un@s mártires, con tanto cabezón listillo andando por ahí, yo ya hubiese explotado.
Un saludo a todos, y por favor, sigan así mucho tiempo más 🙂

Reply
Tamara enero 26, 2012 - 06:34

Creo que la gente que viaja mucho tiene miles de anécdotas de este estilo… cuando era pequeña recuerdo haber visto una entrevista a los Hombres G en la que uno decía que tenía el truco de mirar un boli, las cerillas o lo que fuera con distintivo del hotel que tuviera más cerca y así se ubicaba… y sino, llamaba a recepción para preguntar cual era la ciudad en donde estaba. Pensé que era un poco exagerado hasta que haciendo las prácticas (estudié Turismo) en un hotel tuve que decírselo yo misma a un empresario que debía llevar todo el mes de aquí para allá… me llamó la atención que no abriese las cortinas para admirar las vistas por las que había pagado 12€ a mayores, la playa del Orzán a sus pies igual le daba pistas 😉

Reply
arturo enero 26, 2012 - 15:06

jajaja me he reido mucho con tu post lucy, que buena que divertido debe ser no saber en que ciudad estas y tener q mirar por la ventana para averiguarlo…lo de ponerse el bañador en moscu ya es genial…no te diste cuenta de el frio nita?y veo q no solo las azafatas los famosos y alos empresarios les pasa igua,ojala mi trabajo tamb fuera asi y no aburrido siempre en la oficina…un saludo chicas sigan haciendonos disfrutar con sus anecdotas y publique mas a menudo que pasan muchos dias y se hace largo gracias salufos

Reply
LucyInTheClouds enero 27, 2012 - 00:55

🙂 lo intentaremos!
¡Gracias Arturo! ¡Saludos!

Reply
Nico enero 26, 2012 - 16:33

Jajajajaja! Lo mejor es ese convencimiento estratosférico e inquebrantable de «este-tío-que-trabaja-aquí-no-sabe-donde-curra-y-yo-si-notej….» y la cara de tonto y sonrisilla que se te queda cuando te das cuenta. Este verano, me despierto, llamo a recepción y le explico como quiero 2 huevos frios, pero poco y que si no tiene aceite de oliva da igual y que quiero un colacao o similar. Oigo un «OK», cuelgo y despues de esperar 1,30h mi desayuno bajo y al primero que me encuentro le pregunto con mucho retintín que si me quieren matar de hambre. Él con los ojos como platos: » I´m sorry I don´t speak french» .» Que no hablas francés,¿ y a mí que me importa?» El pobre chico seguía allí sin poder decir nada con cara de:» Este loco peligroso que me cuenta». Y llega el momento de sonrisilla tonta al ver esa bandera blanca y roja a mi derecha…estaba en Varsovia.

Reply
Cris enero 26, 2012 - 18:51

Mañana vuelo por primera vez a Nueva York y estoy cagada….nunca tuve miedo a volar pero desde que pasé un vuelo con muchas turbulencias lo tengo.
Qué me puedes decir para tranquilizarme??se hace muy pesado el vuelo a Ny?

Me río mucho con tu blog!!!!perdona por molestarte con mis miedos.
Un saludo

Reply
LucyInTheClouds enero 26, 2012 - 19:06

Cris, ¡qué suerte! NY, nada más y nada menos. ¡Ya por eso se te pueden quitar todos los miedos del mundo!
Hace poco escribí un post sobre turbulencias…échale un vistazo para que veas que no pasa nada aunque os crucéis con alguna.
Llévate un buen libro y verás que entre catering y catering, un poco de lectura, un poco de música y un par de paseos, cuando te dés cuenta estarás escuchando lo de: «Señores pasajeros, iniciamos el descenso al aeropuerto de JFK» 😉
Buen vuelo…¡y disfrútalo!

Reply
Alex enero 27, 2012 - 18:37

Jajaja, me he reido un montón con la historieta y me he acordado de una cosa parecida que me paso como pasajero,

De vacaciones a Escocia me había echo un mix de esos que nos hacemos los turistas y volaba con Ryanair hasta Londres y luego con Easyjet hasta Glasgow y vuelta con Ryanair las dos. El problema, sólo había una hora de escala en Londres y claro, uno que piensa que es más que suficiente , peeeeero nunca menosprecies a Ryanair, tuve que facturar y claro mi hora se redujo y redujo. Bueno el tema es que en Stansted corri y corri y consegui embarcar en mi vuelo. Aliviado pensaba ya en mis vacaciones.

Al bajar del avión en Glasgow fui a por mi coche de alquiler y aquel hombre con su endemoniado acento escoces me preguntaba si lo iba a devolver el coche en Prestwick a lo que yo le decia «si, claro». E insistía»pero lo coge aqui» siiii, «y lo devuelve en Prestwick»….
Este se está quedando comingo?? :-O
Y digo yo, ¿no estoy en el aeropuerto de Preswick?,
«NO SIR»,
ups, maldición, bueno esto tiene pinta de Escocia y el acento de este es endemoniado jajaja, y entonces ¿donde estoy?

Glasgow International Airport, SIRRRR, con cara de mira el panoli este que se monta en un avión y no mira pa donde va jajajaja

Eso sí un 10 para el me dio el coche pactado y me permitio devolverlo en Prestwick sin extra coste (National pa hablar bien de ellos jejeje)

Saludos y animo por vuestro blog, me resulta entretenidisimo

Reply
Sal enero 28, 2012 - 11:07

vosotros españoles de M y vuestros comentarios de los coj, porqué no os quedáis en vuestra casa (haciendo cola en el paro, el nuevo deporte nacional espiñol) en vez de tocarnos los eggs con vuestros comentario sobre un país mas grande, mas famoso y con productos de excelencia (moda, coches, maquinaria industrial, comida) que vosotros ni podéis imaginarlos (jamones y vacaciones, la thailandia de Europa, esto sois, miserables)

Reply
LucyInTheClouds enero 28, 2012 - 11:42

¿Y éste de dónde ha salido?

Reply
Jonatan febrero 28, 2012 - 00:18

La gente se aburre, y mucho.
me encataría ver la Cara de Lucía en ese momento e plan…, donde está el agujero más cercano para que me trague la tierra!

Reply
Nita febrero 29, 2012 - 01:22

Bueno «sal» con tu pseudónimo te lo has dicho tu todo…

Reply
Joathan marzo 6, 2012 - 18:56

Volviendo a leer este post me entra una duda.
Habrá cincuenta personas que cuando aterrizaron en Bergamo olleron «Señoras y señores acabamos de aterrizar en Bolonia»?
XDDD

Reply

Leave a Comment