Actualización 17/12/2011
Agradezco el apoyo de todos los seguidores del blog y de todas las personas que han dejado sus comentarios en este post.
Siento comunicaros que, tal y como está la situación con las otras partes, me han recomendado cerrar y eliminar los comentarios de este post, ya que recae sobre mi la responsabilidad total de su contenido aunque yo no sea la autora de ellos. Existen otros canales en los que la gente está haciendo valer su opinión. Por lo tanto, el resto de comentarios en su vídeo y canal de Youtube, a través de Facebook, Twitter o Meneame, no son mi responsabilidad.
Os agradezco nuevamente todo el apoyo que estáis brindando sobre este tema y espero que entendáis que esta situación no es fácil. Un saludo y un abrazo para todos. Lucía.

Érase una vez una agencia de publicidad de Madrid, con un cliente muy importante de bebidas alcohólicas.Esta agencia de publidad, se pone en contacto con una ex-azafata de vuelo que ahora tiene un blog, y después de insistirle durante varios días para que les contase todos los detalles de una historia que aparece en su blog, le proponen ser la protagonista de una campaña de historias reales; algo así como «blablablá para tocar el cielo»

El caso es que a unas horas de comenzar la grabación de la campaña, la agencia cambia el contrato con una serie de obligaciones para la azafata que no se le habían comentado previamente, entre las que se le obligaba a estar a disposición de la marca de alcohol durante un año para estar presente en fiestas, saraos, promociones por toda España, y disponer de ella siempre que se le requiriera; así como cambios de horario, de días, de gastos económicos, etc…

Por todos los cambios, la azafata se siente engañada antes de empezar la campaña, y se niega a continuar con ella; de esta manera da por zanjada la negociación.

Dos meses después, la marca de bebidas alcohólicas saca una campaña publicitaria, vendiendo «historias reales».Una de las historias, es la de una «azafata» a la que le ocurre exactamente lo mismo que le pasó a la verdadera azafata del blog. Incluso utiliza las mismas palabras que están escritas en el blog desde hace más de un año y medio y más detalles que la ex-azafata les había dado por teléfono.

La azafata inicial habla con la agencia de publicidad y le comenta que no ve justo que se atribuya esa historia, que tiene nombre y apellidos, a otra persona. A lo que la agencia le contesta algo así como «ojo con lo que cuentas, porque como ensucies mínimamente la imgen de nuestro cliente o el nuestro propio, tomamos medidas legales contra tí»

Colorín colorado, este cuento se ha acabado.

Por cierto, a otra cosa mariposa… ¿habéis visto el nuevo video promocional de J&B? Os dejo el enlace; no tiene desperdicio. «9 maneras de tocar el cielo»

Y por si no habéis leído esta entrada en mi blog, aquí os dejo un link en la que cuento que «casi me muero de vergüenza cuando todos los pasajeros del avión se levantaron para cantarme el cumpleaños feliz». «Las cosas más increíbles siempre pasan aquí. Segunda parte»

Cuántas coincidencias, ¿verdad? 😉

Artículos Relacionados

Leave a Comment