Obviamente no voy a explicar dónde está cada cosa, porque si muchos pasajeros ya se dedican a robarnos los cinturones y chalecos, ni os cuento lo que pueden llegar a hacer por un botiquín con medicamentos «gratis» o por una linterna molona, o incluso por una radiobaliza (conocida en el gremio de «MD´eros» como Picachu)
Aunque muchas de éstas cosas están más o menos a la vista, hay muchas otras que no. Aún así, es importante que sepáis el material de emergencia que hay a bordo. Sobre todo, aquellos a los que os aterra volar.

El material depende en gran parte del modelo de avión. Casi nunca coincide la ubicación del material de emergencia de un modelo a otro, e incluso a veces en el mismo modelo y diferente avión también cambia; aunque hay una serie de cosas comunes a todos los aviones que yo he volado (CRJ200, Dash8,BAe146, Airbus320 y 321 y MD80):

 

  • Megáfonos. Aunque más de una vez me hubiese gustado usarlo para decirle a un pasajero que apagara su teléfono móvil, su verdadero uso es para impartir instrucciones en caso de evacuación, para dirigir al pasaje en tierra después de abandonar el avión y para comunicarnos de balsa a balsa en caso de amerizaje. Se chequea todos los días comprobando su funcionamiento.
  • Extintores de BCF (Bromo cloruro difluormetano) o Halón 1211. Lo utilizamos fundamentalmente para fuegos eléctricos, porque no conduce la electricidad como lo haría el de H2O. El Halón elimina el oxígeno necesario para la combustión. Se chequea diariamente, teniendo en cuenta su pasador de seguridad y la presión de la botella.
  • Extintores de los baños. Como ya os he dicho mil veces, la mayoría de los fuegos a bordo los provocáis vosotros con vuestra falta de responsabilidad, cuando os dedicáis a fumar en los lavabos a sabiendas de que está prohibido por ley. En los baños hay un pequeño extintor que se  acciona automáticamente cuando detecta fuego, pero son tan pequeños que sólo apagan pequeñas combustiones. Más de una vez se ha liado parda por culpa de un cigarillo. Los extintores de los baños son de Freón y se descargan una única vez; si el fuego no se apaga, y se propaga rápidamente, es probable que acabemos todos como pollos asados. Se chequean varias veces durante el mismo vuelo.
  • Detectores de humo en los toilets. Da igual que los tapéis con un klínex, con un vaso o con la mano. Saltan igual, os lo aseguro.
  • Máscaras de oxígeno para la tripulación. Para apagar incendios y no respirar humo o tóxicos, los miembros de la tripulación tenemos unas capuchas (dependiendo del modelo, cubren hasta la zona escapular, o hasta la cintura) que nos protege y nos suministra oxígeno. Se chequea todos los días, teniendo en cuenta que está en su ubicación correcta y otra serie de puntos para comprobar que funciona correctamente en caso de emergencia.
  • Hacha. No la encontraríais jamás… ¿Para cargarnos a los pasajeros coñazo? No…para abrir paneles eléctricos, para cortar cables en incendios.
  • Guantes de amianto. Sí, de amianto…flipáis ¿no? Yo también aluciné cuando supe que eran de amianto. Sobre todo porque el amianto es altamente cancerígeno y se ha prohibído su uso desde hace años. Podéis obtenér más info aquí y aquí . Depende de la compañía. se utilizan de cuero, o punto, o de fibra mixta con Kevlar. En la primera compañía en la que trabajé, todavía existían los guantes de amianto; creo que a día de hoy ya los han retirado. Sirven para protegernos de quemaduras y cortes. Para su comprobación, chequeamos que estén en su ubicación y por pares.
  • Linternas. Tenemos una obligatoria por cada miembro de la tripulación. Su uso es evidente.
  • Demo-Kits. Para hacer esas demostraciones de seguridad en medio del pasillo mientras vosotros leéis el periódico.
  • FAK. First Aid Kit (Botiquín de primeros auxilios) que podemos utilizar todos los tripulantes para suministrar medicamentos al pasaje. Se chequea diariamente y se repone si es necesario. Un avión no puede operar si no tiene el número de FAKs necesarios y operativos.
  • Doctor´s Kit. Sólo se los podemos dar a personal médico para que ellos lo abran y suministren las medicinas.
  • Botellas de oxígeno. A parte de las máscaras de oxígeno que están encima de vuestros asientos, disponemos de equipos portátiles de oxígeno para suministrároslo en caso de algún pasajero lo necesite, o para la tripulación en caso de descompresión de la cabina.
Y a parte de todas éstas cosas, llevamos cinturones y chalecos de repuesto, alargadores, cinturones kanguritos para los bebés, chalecos de niños, manuales y documentación, las luces de emergencia en el avión, balsas, bengalas y un par de cosillas más que todavía no son «comentables»
Si os lleváis cualquiera de esas cosas, a parte de la correspondiente multa si os pillan, estaréis robando material de emergencia de un avión y atentando contra la seguridad de muchas personas. En España, es un delito penado por ley…y bueno, como sólo os importan los retrasos, deciros también que si nos falta algo, no operamos el vuelo. A lo mejor, mañana te toca a tí esperar a que nos repongan el material de emergencia que se ha llevado el listillo del vuelo anterior.
¡Buenos vuelos a todos!
Img. Aut danedeasy- http://www.flickr.com/photos/aphony/3199354909/sizes/m/in/photostream/ licencia cc
Share: