La mayoría de los pasajeros no saben que llegar hasta la puerta del avión haciendo y diciendo lo que les dá la gana, no implica precisamente que vayan a despegar con nosotros. Así que ojo a las bromitas del tipo: «Jenny, guarda bien la maría que llevas en la maleta», » Manolo, cuidado con la bomba» y todas esas tonterías que creéis que nos pueden hacer gracia, pero que estamos hartas de escuchar vuelo tras vuelo.
Existen una serie de condiciones por las que el todopoderoso comandante, dios del cielo y el aire, eminencia y sabiduría personificadas, puede denegar el embarque a los pasajeros que considere.

Los tcp´s le informamos de todas las irregularidades que hay a bordo, y así se quedarán en tierra aquellos pasajeros que lleguen a la puerta del avión «haciendo eses», que no puedan tenerse en pie o que por el contrario estén demasiado «espabilados». Es decir, aquellos pasajeros que  aparentemente estén bajo la influencia de alcohol, narcóticos o drogas. Basta con que vayamos a cabina, lo comuniquemos, y el comandante le obligue a que se baje del avión. Y os aseguro que pasa más a menudo de lo que creéis…

Los que entren en el avión amenazando con llevar encima drogas, estupefacientes, explosivos…aunque sea en broma, y sea cual sea la edad del bromista. Y tampoco sería la primera vez que la bromita les deja en tierra firme…

Pasajeros que incumplen las normas de embarque. Véase fumadores, pasotas, pasajeros que no quieran apagar sus teléfonos móviles porque tienen sus propias teorías sobre interferencias (ja! ojito que volvéis a la terminal en un abrir y cerrar de ojos), «señoras que» que se niegan a bajar su maletón a la bodega y otros casos de pasajeros cabezones.

Todos aquellos que no acaten las órdenes de la tripulación auxiliar, que se nieguen a colaborar en lo que se les pide y que traten de manera irrespetuosa a los tcp´s y a otros pasajeros. Y por manera irrespetuosa, entendemos «señorita, usted no tiene ni idea» «señorita, qué culo tiene», «señorita voy a sentarme donde quiera» o «señoritaaaaa» simplemente.

Pasajeros que puedan causar incomodidad u objeciones en el resto del pasaje. Y aquí se incluyen olores corporales, otros aspectos físicos y comportamientos.

Todos los que estén indocumentados, en situación ilegal,  y que no cumplan con los requisitos de pasaporte, visado o inmigración tanto de los países de tránsito como los de destino.

Pasajeros cuyo transporte represente un peligro para sí mismos o para el resto del pasaje. Vamos, que para los que siempre me preguntáis si las embarazadas entran en este grupo, deciros que en principio, no se consideran pasaje especial, pero que para poder embarcar necesitarán una autorización médica o descargo de responsabilidad si el parto se espera en menos de 4 semanas, si previamente se han tenido partos múltiples, si previamente se han diagnosticado dificultades o si existen dudas sobre el progreso del embarazo.
Además no es aconsejable viajar en avión en los primeros 10 días después del parto, ni para la madre ni para el bebé.
Es bastante lógico pensar que los cambios de presión no benefician para nada a una mujer embarazada, sea en el mes que sea, a las que recién han dado a luz o a bebés que acaba de nacer.

Así que ya sabéis, todos sentaditos, calladitos, limpitos y a hacer lo que la azafata manda. Y si no…¡al comandante vais!

Artículos Relacionados

21 comments

Sofia mayo 16, 2011 - 01:14

Aqui de nuevo! gracias por responderme el comentario, muy amable de tu parte.. el blog se pone cada vez mejor, saludos y a hacerle caso a la azafata!

Reply
Alberto mayo 16, 2011 - 07:42

!Gran entrada¡ Muchas veces al embarcar en un vuelo pienso -«si yo fuera el comandante de este vuelo, no subíais la mitad» la gente no sabe lo que se juega con ciertas «tonterías» !Esto no es un autobús!

Reply
patymichel mayo 16, 2011 - 09:14

mmmm siempre lo había sospechado y aquí está la confirmación ¡siempre es bueno saberlo! ¡qué bueno que tiene este blog! felicidades

Reply
Reena mayo 16, 2011 - 12:03

Pues mas de una vez he volado con Ryanair en aviones llenos de personas demasiado contentas 🙂

Reply
Jose García mayo 16, 2011 - 12:44

Tengo una duda, si un crío de esos insoportables como el que más, con subidón de azúcar y que está dando literalmente por el culo en el asiento de atrás desde el preciso momento en que se siente justo detrás de ti, ¿se podría quedar en tierra?

Pregunto porque he sufrido unos cuantos críos de esos y aunque les pidas por favor a los padres que deje de molestar, que comprendes que es un crío pero que tu espalda es tuya y te duele si te dan patadas, aunque sean de un crío, el jodido niño sigue haciendo el cafre con todo lo que tiene a mano, incluído tu respaldo.

Lo pregunto en serio, ¿se puede quedar en tierra él y sus acompañantes?

Reply
lucyintheclouds mayo 16, 2011 - 23:03

Hola Jose.
Me temo que eso no ha pasado nunca, aunque la normativa es clara con respecto al desembarque de pasajeros que incomoden al resto del pasaje.
Hasta donde yo sé nunca se ha bajado a ningún niño y a sus padres por muy coñazo que sea el crío. Eso sí, te aconsejo que la próxima vez que te pase, pidas que te cambien de asiento si es posible. Si lo pides con amabilidad, es probable que te cambien.
Yo, como sobrecargo, he pasado a primera clase a pasajeros que hubieran tenido que sufrir al dichoso niño, sus patadas, gritos y lloros, aún antes de que ellos los pidieran.
Creo que hay que tener algo de paciencia con los niños, porque niños son…pero solo lo justo e indispensable.
La mayor parte de las veces, por supuesto, la culpa es de los papás y no tanto de los niños. Te aseguro que yo jamás dí una patada ni una palabra más alta que la otra, y la verdad es que volaba bastante ya desde pequeña.

Hace algunas semanas circulaba por ahí una encuesta sobre la posibilidad de habilitar zonas en los aviones para familias con niños pequeños. No me he parado a leer detenidamente, no sé qué riesgos habría ni si iría en contra a la seguridad, pero a bote pronto, yo votaría un SI como una catedral.
http://blogs.elpais.com/paco-nadal/2011/03/zonas-separadas-para-ni%C3%B1os-aviones-problemas-con-ni%C3%B1os.html

Reply
RISKMAN INSANE mayo 16, 2011 - 14:43

jajajajaja, lo de la bomba yo lo hice en una instalacion petrolera y la chica de seguridad no me dejo entrar, lo voy a hacer en un avion cuando no quiera ir de comision jajajajaja

Reply
Tocaweb mayo 17, 2011 - 10:05

A José García,

Pues a mi generalmente me molesta más la desproporcionada reacción de gente como tú que el escándalo que pueda montar el niño. Pero, como os gusta llamar la atención y hacer ver vuestra indignación. Recuerda quien es el niño y quien el adulto.

Reply
xibalba mayo 18, 2011 - 03:14

Aunque bien adultos tambien deben ser los padres al aceptar la responsabilidad de su querubin no?…es un niño pero a los niños se le educa no?

Reply
Yo mayo 20, 2011 - 11:07

En un vuelo Madrid-Barcelona se pueden aguantar las «gracias» de los nenes, pero imagínate ir Madrid-Cancún, 10 horas de vuelo y el niño de detrás dandote patadas, llorando, tirando cosas y a saber que más… Yo creo que ahí hasta tu acabarías cambiandote de sitio…

Reply
Vir agosto 30, 2011 - 22:43

Yo soy muy niñera… pero he vivido en mis carnes 16 vuelos Madrid-Méjico DF con distintas compañías, no se me olvidará la primera vez que hice el viaje (cuando pasamos por encima de Florida me entraron ganas de tirar a los niños por la puerta) .
Los padres según se abrocharon el cinturón, pastillazo y dormidos todo el vuelo, y sus «pequeños monstruos» (4 niños de entre 4 y 8 años) se dedicaron a pasar por debajo de los asientos de un lado a otro del avión y a correr por los pasillos durante TODO el vuelo.
A un compañero de trabajo le mordieron una pierna mientras estaba dormido, del susto la movio la pierna (gesto inconsciente cuando te muerden) y dio al niño que le estaba hincando el diente…
El pollo que se montó fue tremendo, os podéis imaginar…

Reply
Efren mayo 17, 2011 - 16:32

Al final ya no se trata sólo de la gracia. Circunstancias similares se dan en otros oficios y al final yo casi que lo tomaría más como una falta de respeto directa hacia el TCP (o el profesional que le toque el gracioso). Está el que hace amago de empujarte la escalera cuando estás arriba trabajando, el niñato que hacía como que plantaba un dedo en un cristal que acababas de limpiar, el gracioso que ve que estás haciendo una foto/video y se te pone a saludar cuando pasa por delante… la lista de zoquetes es interminable.
¿Realmente será tan complicado mantener las formas? No sé, yo también he tenido mi etapa festiva, he estado «achispado» (y más) y ni por esas he llegado a molestar a nadie con mi comportamiento. Ni mucho menos faltar al respeto. Mi fiesta es para mí y los míos, nunca me he sentido obligado a hacer participe al resto del mundo, básicamente porque tal vez no quieran.
¿Solución? Pues sí, yo aplaudiré cada vez que un «toca-eggs» de esos tenga que quedarse a pasar la noche en una terminal perdida en el mundo por ir de sobradete-listillo-megaguays. Ya que no se les pude dar una buena colleja, unas horitas en un banco de aeropuerto pueden ser un buen sustituto.

Un saludo
Efrén

Reply
Gaditano Piloto mayo 18, 2011 - 20:32

Lucia.
Y por que la gente que esta haciendo el embarque en tierra al pasaje nos trata tan mal a los pilotos privados? Una compañia X que empieza por R…. y acaba en AIR como todas, siempre me ponen pegas con la maleta, siempre se obsesionan con el tamaño de mi maleta y si digo que soy PPL me hacen meter la maleta en el medidor. Me ocurre con demasiada frecuencia y parece como si sintieran envidia o se sientieran felices por joder un poco a un piloto.
Al contrario de otras compañeras tuyas TCPs de otras compañias a las que cada semana que vuelo siempre me presento cuando embarco abordo, amablemente avisan al capi y saludo educadamente a la tripulacion. Creo que el buen rollo y la amabilidad entre personas que amamos el aire debe existir como existe en otras facetas de la vida.

Reply
lucyintheclouds mayo 18, 2011 - 22:28

No puedo estar más de acuerdo 🙂

Reply
Jorge septiembre 20, 2011 - 03:19

Gaditano.
Me puedes explicar que pinta un PPL saludando a la tripulación.
Haber que yo me haga a la idea…
Estoy sentado a la izquierda hablando con mi segundo, y me entra un pasajero en cabina saludando y diciendome:
– Hola! Soy PPL. Como estan ustedes?
Disculpame pero que esperas que te digamos?
Que te demos un pin quizas? (si es que ya no lo llevas)
🙂

Reply
ElRevisto mayo 23, 2011 - 03:24

Gracias a esta tiránica y absurda forma de discriminar a los clientes (que no sólo son pasajeros, señorita, que abonaron el servicio) se cometen estupideces como cuando obligaron a desembarcar a musulmanes que iban a una conferencia en EEUU sobre la islamofobia.

¿Limpitos? Deberían ir los TCP, algunas huelen a chotuno y los pantalones de más de uno tienen ese olorcito a sucio de no labarlos nunca.

¿Sobrios? ¡Qué tal si empezamos por el comandante! Recuerdo perfectamente el escandalo de British. Esos traguitos en el bar antes de ir a currar ¿no quitan puntos?

Me gusta mucho tu blog (lo añadí al index del mío). Es todo un poema a las modificaciones que hay que hacer en el transporte aéreo.

Reply
ElRevisto mayo 23, 2011 - 03:26

Como sé que eres adicta a la RAE te lo corrijo; laVarlos.

Reply
Alber junio 1, 2011 - 23:49

Hará un mes y pico, que me fui a EEUU, partiendo desde Valencia y allí no tuve ningún problema, pero al hacer escala y cuando iba a subir desde este aeropuerto al avión, justo en la puerta que da al túnel que te lleva al autobús y éste al avión, no querían dejarme subir porque les salía que no tenía el ESTA…, no lo tenía impreso (cuando te lo aprueban te dicen que no es necesario imprimirlo, que nadie te lo va a pedir xD), y no atendían a razones cuando les enseñaba el pasaporte y les enseñaba el cuño de entrada a EEUU de un año antes. Menos mal que lo tenía en pdf en el portátil y cuando se lo enseñé, me dijeron que es que no tienen el sistema actualizado y que por eso no les salía. Curioso, cuando tenía el ESTA desde hace más de un año.
La verdad es que no dudo de que tenéis que aguantar muchos impertinentes, pero a veces cometéis fallos. Si no me llegan a dejar subir, qué hago, montar un «pitote» y encima aún sería peor para mí y al final, como mucho, me habría quedado con un «lo siento», de alguien que encima no tendría culpa de nada.

Reply
Pasajeros conflictivos: si me insultas de nuevo, te bajas. | Diario de una ex-azafata de vuelo abril 14, 2012 - 11:01

[…] una ocasión, en “Tú embarcas, tú no embarcas” os conté qué pasaba con los pasajeros listillos que suben al avión haciendo y […]

Reply
Paul mayo 8, 2012 - 16:29

Hola,

Interesante.
Lo de los borrachos, drogatas..etc, lo entiendo.
Lo del móvil, también.
Lo de decir «bomba», sobre todo a cualquier edad, bastante exagerado. Si no os gustan las bromas pesadas, hay que dedicarse a un trabajo que nada tenga que ver con el público.
Los niños, lo entenderán los que tienen, depende de los días. Eso sí, no se pueden dejar libres. Pero el exagerado que empieza con SHHHHHHHHHHHHHHHH a la que el niño abre la boca, también los hay.
Finalmente, la coletilla de «calladitos y a obedecer», me parece un poco Hitleriano…

Volando con VUELING me preguntaron si «es posible que alguien haya podido meter algo en su maleta sin que usted se haya dado cuenta?».
Parece una pregunta de chiste. Surealista.

Reply
Anita mayo 24, 2012 - 19:19

Yo, aunque he volado mucho, por suerte no he vivido nunca la situación del borracho, graciosillo, o niño pesado en un avión…..
Pero sí os puedo contar desde mi experiencia (trabajo en Disneyland, cusiosamente en un tren que da la vuelta al parque… un trabajo que os aseguro se parece bastante al de azafata de vuelo) que la bromita de la bomba puede salir muy, muy cara incluso lejos de un avión.

En según qué sitios, son muy estrictos con las normas de seguridad… en este caso, al tratarse de un sitio importante y posible objetivo de atentados, cada vez que alguien se olvida un bolso (y da igual que vuelva la persona reclamándolo, no se lo van a devolver sin que antes se compruebe que no es nada peligroso), que un empleado encuentra un pequeño montoncito de azúcar o cualquier polvo blanco (en este caso es alerta por «poudre blanche», es un tipo de atentado por veneno, que además es contagioso.. por lo que cada vez que a un niño se le derrama el azúcar de sus chucherías nos vemos obligados a poner a toda la estación con sus 200 personas esperando en cuarentena)…..
…o cada vez que alguien hace el comentario de la «bomba».

Una vez, un hombre lo hizo entre risas, e inmediatamente se le inmovilizó, se evacuó toda la estación (paralizando la atracción y sus cuatro estaciones, con las (calculo aprximadamente) 1000 personas esperando en todos los trenes y estaciones). Vino la seguridad, y más tarde los bomberos del parque, inmediatamente comprobaron que no había nada en la mochila y en menos que canta un gallo, el señor estaba fuera del parque. Solo hacía una hora que habíamos abierto, y su mujer y sus 3 niños seguían dentro.

Además, para no variar, era español (espero no ofender a nadie, pero siento deciros que nosotros, junto a los italianos, somos los más propensos a hacer este tipo de cosas)

Así que con esto sólo os digo…. que no os la juguéis! jeje

Reply

Leave a Comment