A bordoAccidentes AereosEn portada

El avión milagro: la historia del DC-9 que revolucionó el mundo del arte contemporáneo

Gijón_DC-9_Avion_Milagro

30 de marzo de 1992, el DC-9 Castillo de Brutón (EC‐BYH) de la compañía aérea Aviaco despega con 98 ocupantes (93 pasajeros y 5 tripulantes) del aeropuerto de Madrid-Barajas con destino al aeropuerto de Granada.

El vuelo AO231 transcurre con normalidad hasta que el avión se aproxima a su destino, donde las condiciones meteorológicas no son las mejores. Maniobras bruscas, virajes imposibles, altas velocidades o caídas en picado fueron algunas de las palabras con las que los pasajeros describieron los que parecían ser sus últimos segundos…
DOCU_IDEAL
Entre un fuerte viento acompañado de lluvia el DC-9 toma contacto con la pista de aterrizaje de una forma muy brusca, rebota y vuelve a tomar tierra haciendo que el fuselaje acabe dividido en dos partes a la altura de las alas debido al fuerte impacto. A pesar de lo aparatoso del accidente, únicamente hubo 26 heridos (9 con pronóstico reservado, 1 grave y los demás leves).

Según apuntó el director de operaciones de la compañía aérea en aquella época, la causa del accidente fue un cambio muy brusco en la intensidad del viento que hizo que el avión se desviara de su trayectoria de aterrizaje.

Un nuevo destino para el avión milagro: proyecto trashumante

Los Juegos Olímpicos de Barcelona, el Mundial de Fútbol y la Exposición Universal de Sevilla fueron los eventos más importantes que tuvieron lugar aquel año en España. Entre los asistentes a la Expo 92 de Sevilla se encontraba Eduardo Cajal, un importante escultor oscense, que a su regreso a casa se encontró con algo que llamó su atención entre los coches de un desguace de Granada… Se trataba del DC-9 accidentado meses antes.

Con la intención de reutilizar los restos del avión, Eduardo decidió comprar el avión y llevarlo hasta Huesca (puedes ver su llegada aquí). Allí el avión esperó pacientemente hasta el año 2004, cuando en ARCO 2004 (Feria de Arte Contemporáneo) los directores de Arquitectura de la feria Álvarez de Lara y Héctor Crehuet se unieron a Eduardo Cajal y Mercedes López Lienas para hacer realidad el proyecto trashumante.
Camión DC-9
Durante 4 meses el escultor, la productora artística y los dos arquitectos trabajaron conjuntamente para finalmente presentar en ARCO 2005 un avión sin alas y adaptado para transportarlo en camión que revolucionaría el mundo del arte.
DC-9 ProyectoTrashumante
Desde aquella Feria de Arte Contemporáneo el avión milagro ha participado en numerosas acciones artísticas en las que han colaborado desde artistas internacionales hasta equipos deportivos o asociaciones de vecinos. Zaragoza, Valencia, Badajoz, Fribourg, Utrecht, Ámsterdam, Gijón o Barcelona han sido algunos de los destinos de la aeronave conocida como el Castillo de Brutón.

Una de sus últimas apariciones tuvo lugar el pasado mes de septiembre en un conocido programa de televisión, donde la actriz Penélope Cruz pudo conocer su historia y disfrutar del espectáculo de luz proyectada sobre el fuselaje similar al que os mostramos en este video de Jordi Teixidó.

TO FLY TO FLY from jorditeixido on Vimeo.

Parte de todos estos viajes y actividades que se han desarrollado con el avión milagro se recogieron en su caja negra, cuyo contenido se donó al Museo Nacional de Historia de Gales como documento etnológico.

Muchas gracias a Sergio Velmay de MBexperiences.com por la información e imágenes facilitadas.

Share: