Auxiliares de vuelo Avianca A bordo

Turbulencias: ¿Qué debe hacer la tripulación?


En un vuelo nada se deja al azar… Antes de que los pasajeros comienzen a embarcar, la tripulación ya ha tenido el briefing. Para aquellos que no estén familiarizados con este término, el briefing es una reunión prevuelo con el sobrecargo y el comandante para tratar temas de seguridad, repasar procedimientos, saber contraseñas para entrar en cabina de mando, etc. En esta reunión, el comandante proporciona información sobre la meteorología, posibles turbulencias o retrasos, procedimientos especiales de avión o tiempo de vuelo. Esta comunicación que se establece entre los miembros de la tripulación en el briefing no debe producirse únicamente antes del vuelo, sino también durante el mismo.

Los aviones están provistos de un sistema que indica a los pilotos dónde hay una tormenta, turbulencias o el grado de las mismas por lo que antes de que se produzcan esta situación es muy importante avisar a los Tripulantes de Cabina de Pasajeros de la intensidad de la turbulencia, su duración y cuanto tiempo disponen parar preparar la cabina pero no todas las turbulencias son visibles. Hablamos de las TAC (Turbulencias de Aire Claro), un tipo de turbulencia que se caracteriza por producirse a gran altitud, sin nubes y que los sistemas del avión o pilotos difícilmente pueden detectar.

Ante una turbulencia no predecible o que aumente su intensidad, por ejemplo de moderada a severa, la tripulación debe avisar a los pasajeros y a sus compañeros para que dejen sus tareas y se abrochen los cinturones de seguridad inmediatamente. El uso del adverbio ‘inmediatamente’ es clave para comprender que se trata de algo urgente e inesperado.

¿Qué se debe hacer ante una turbulencia ligera, moderada o severa?

Turbulencia ligera:

Aunque el servicio a bordo puede continuar, los TCPs deberán comprobar que los carros estén asegurados. Así mismo, se encargarán de verificar que todos los pasajeros están sentados y con el cinturón de seguridad abrochado. En el caso de los bebés que viajen en su cuna deberán ser cogidos por su acompañante ya que su uso no está permitido durante las turbulencias, despegue o aterrizaje. Una vez realizadas estas comprobaciones se comunicará al sobrecargo que la cabina está asegurada para así informar a los pilotos.

Turbulencia moderada:

En este caso, mantenerse en pie y maniobrar con los carros es una tarea bastante difícil… Si las turbulencias van a durar poco tiempo se deben activar los frenos de los carros y asegurar que lo que esté sobre ellos no pueda caerse pero si las turbulencias se producen durante un tiempo prolongado se deberá tomar asiento y guardar los carros en el galley. Según se regresa al galley la tripulación revisará que todos los pasajeros tengan su cinturón de seguridad abrochado, sus pertenencias guardadas en el rack o bajo el asiento y que los bebés no estén en las cunas. Si la situación no permite regresar al galley la mejor opción es tomar el asiento más cercano y abrocharse el cinturón de seguridad así como guardar o dejar en el suelo las jarras con café, té o cualquier otra bebida que pueda quemarnos. Cuando la cabina esté asegurada se seguirá el mismo procedimiento que en el caso anterior.

Turbulencia severa:

Ante este tipo de turbulencia nada permanece en su sitio por lo que estar de pie será imposible. Todo objeto que no esté asegurado caerá o nos golpeará causándonos lesiones por lo que la máxima prioridad será sentarse en el asiento más cercano así como activar los frenos de los carros y guardar en él o dejar todos los líquidos que supongan un peligro.

Después de las turbulencias…

Antes de nada los pilotos deben comunicar a los TCPs que ya no hay peligro. A partir de ese momento la tripulación puede comenzar a atender a los pasajeros o compañeros que estén heridos para después informar al sobrecargo del estado de los heridos y los daños que presente la cabina. Una vez el sobrecargo conozca esta información avisará a los pilotos de la situación.

Está claro que los Tripulantes de Cabina de Pasajeros tienen muchas más posibilidades de sufrir daños que los pasajeros. Mientras que los pasajeros están sentados en sus asientos leyendo un libro y con el cinturón de seguridad abrochado, los TCPs están de pie preparando el siguiente servicio o revisando que todo esté en orden así que mientras permanezcas sentado recuerda la frase de “por su propia de seguridad les recordamos que permanezcan sentados con el cinturón de seguridad abrochado durante todo el vuelo”.

Felices vuelos :)