Laura-L-Armas-Diarioazafata Entrevistas

Más allá de las nubes: Laura L. Armas, una TCP que se atreve con Eurovisión


Laura López Armas es una artista. Pero no una artista cualquiera, no. Es una ARTISTA, así, con letras mayúsculas.
Tuve la suerte de coincidir con ella como compañera de vuelo y desde el principio me sorprendió su alegría, su dulzura y sobre todo su actitud y su fuerza interior. Pero si algo me sorprendió de verdad fue descubrir su faceta musical.

La primera vez que escuché a Laura fue en mi casa. Sabía que cantaba en un grupo y que había hecho sus pinitos en algún programa de televisión cuando era todavía una niña, pero descubrí lo grande que era cuando comencé a escuchar y a visionar su videos en Youtube.
Me hice fan desde el primer minuto y pensé que ella era ese tipo de artistas que el mundo se está perdiendo.
Supongo que estamos acostumbrados a escuchar a grandísimas voces en programas de televisión, pero cuando lo tienes tan cerca te encantaría gritarle a todas las productoras y discográficas algo así como: ¿Pero ustedes saben lo que tienen aquí delante?

Muchos preguntáis: “y si un día dejo la aviación ¿qué hago? ¿a qué me dedico? ¡no sé ni siquiera cuáles son mis hobbies!”.
Laura sabe que vivir de la música es realmente difícil, pero ella quiere continuar en este mundo y pone mucha fuerza en ello. Y ¿quién sabe? Quizá un día llegue ese gran momento que lleva tanto tiempo buscando.
Además trabaja dando clases de inglés y estudia Traducción e Interpretación. Eso, señores y señoras, es lo que tenemos que hacer todos los que nos dedicamos o nos hemos dedicado a la aviación. De hecho, podemos aplicarlo a cualquier sector… Formación constante, ambición y plan B por si el plan A no sale adelante.

Quise entrevistar a Laura en Diarioazafata porque creo que tantos años de trabajo se merecen un buen reconocimiento. Ojalá pudiéramos llegar muy lejos con este artículo y conseguir que la conozcan en todos los países desde los que nos leéis.
Os dejamos con ella:

“¡Hola a todos! Me llamo Laura López Armas, tengo 27 años y soy de Las Palmas de Gran Canaria. Me encanta cantar y bailar, sobre todo mi estilo favorito que es el pop. Britney siempre ha sido mi ídolo y mi grupo favorito Westlife, a los que he ido a ver a muchos conciertos a Irlanda y UK. ¡He ido hasta a buscarlos a sus casas en Sligo, Irlanda!

Esa es otro de mis pasiones, Irlanda. He estado en el país muchísimas veces y siempre estoy deseando volver.
Tengo una hermana y estoy casada con Daniel Miranda Simón, con quien he estado desde que tenía 16 años. Era mi amor platónico en el instituto, y al final… ¡lo conseguí!.

Me encantan los animales y he tenido muchos. Me gustan las pelis de ciencia ficción, los libros de Harry Potter (tengo una colección de figuras de superhéroes y otra de Harry Potter) y me encanta quedar con mis amigas para una tarde de juegos de mesa o de Play Station o Nintendo.

¿Más aficiones? ¡Me encanta comer! Mis amigas me dicen “Hulka” porque soy un poco bruta. Tengo unas amigas increíbles por las que doy gracias y tengo muchísima suerte de tener a tanta gente que me quiere. Ellos lo son todo para mi.”

10592932_10154441903830531_4635226510663918808_n

Bueno, Laura, comer, las amigas, tu marido, Irlanda… ¡Y la música! Esa es tu afición favorita ¿no?
Cuéntanos, ¿desde cuándo te interesas por ella?

¡Sí, claro! Desde que tengo uso de razón. Recuerdo que desde pequeña mi madre siempre me ha dicho que si me aprendiera los temas de Historia como me aprendo las letras de las canciones sacaría sobresaliente. También recuerdo que la monja que nos daba la catequesis le dijo a mi madre que yo sólo prestaba atención al final de la clase, cuando empezábamos a cantar.

Entonces ¿empezaste a cantar pronto? ¿Cuándo fue?

Yo no lo recuerdo, pero mi madre dice que con menos de 3 años, desde que estaba en la guardería. Siempre venía con una canción nueva que aprendíamos allí. Era una guardería bilingüe, así que las canciones eran todas en inglés. Recuerdo que a mi abuelo le encantaba que le cantara en inglés, le parecía fascinante que una niña tan pequeña cantara y encima en otro idioma. Me sabía todas las canciones de las películas de Disney, las veía una y otra vez. Mi favorita siempre ha sido La Sirenita, y sus canciones me traen unos recuerdos maravillosos.

¿Tienes antecedentes familiares que se dedicaran a la música?

Sí, tengo una familia muy musical. Mi padre estuvo en Los Sabandeños en la universidad de La Laguna (Tenerife) y mi madre, que es la que siempre me ha acompañado a todo lo relacionado con cantar (cástings, actuaciones, …) cantaba en el coro de la Universidad de Salamanca y en la Polifónica de la de Las Palmas. Además mi abuela cantaba ópera.

Pues sí que sois una familia muy musical, sí… Pero creo que tu hermana también canta ¿verdad?
¿Cuándo empezasteis a cantar juntas?

Mi hermana siempre ha cantado increíblemente bien, pero le daba mucha vergüenza cantar en público, hasta que una vez la convencí para cantar ‘The Climb’ de Miley Cyrus por el 50 cumpleaños de mi madre. Recuerdo las caras de la gente cuando mi hermana empezó a cantar, ¡y mis padres emocionadísimos porque no creían que mi hermana estuviera cantando en público!. Desde entonces se ha ido soltando poco a poco hasta que entró en el grupo en el que yo cantaba, Jukebox.

¿Y qué nos cuentas de tu paso por “Menudas Estrellas”? ¿Cómo fue la experiencia?>

Es de los mejores recuerdos de mi niñez. Fue la primera vez que cantaba en público y estaba muy nerviosa. Recuerdo que había alguien que se dedicaba a hacerme mímica mientras cantaba para que sonriera, ¡pero creo que no lo consiguió!. Nos trataron de maravilla a los niños y Bertín Osborne fue buenísimo con nosotros. Todos nos hicimos amigos y de hecho sigo en contacto con Noelia Solleiro que hizo de Alaska y a quien fui a visitar a Galicia y ella a mí a Las Palmas. Fui al programa con mis padres y mi hermana y todos lo recordamos como una experiencia inolvidable.
1609586_678142862236252_1200617571_n (1)

Háblanos un poco del grupo en el que estabas: Jukebox

Pues Jukebox ha sido el resultado de otros grupos anteriores de los cuales quedamos Benjamín Domínguez, guitarrista excepcional gracias al cual he podido cantar en grupos, y yo. Siempre que hemos cantado en grupos ha sido para pasárnoslo bien y disfrutar de nuestra gran pasión, nunca como trabajo porque, desgraciadamente, no hemos podido vivir de ello. Empezamos haciendo versiones de los 50 y 60 de música anglosajona, y fuimos añadiendo de los 70, 80,… Cuando entró mi hermana en el grupo ya no podía pasármelo mejor, los ensayos eran divertidísimos y nuestras voces se complementan a la perfección.

¿Y el tema de la aviación? ¿Cuándo decidiste que querías ser TCP?

Siempre me ha gustado volar, los aeropuertos y todo lo que conlleva la aviación. Tengo una amiga que lleva años en Air Europa y siempre me gustó lo que hacía. Empecé a trabajar en Groundforce Handling hasta que hice el curso de TCP. Estuve 2 años desde que terminé el curso hasta que empecé a volar, así que pensaba que ya no trabajaría en la aviación si no me habían llamado ya.

¿En qué compañías has volado, Laura?

Estuve volando en Canarias Airlines (Canair) 6 meses, entre las islas, y luego en Air Europa otros 6 meses. Mi experiencia en Air Europa fue buenísima, hice muy buenos amigos en el curso de Palma de Mallorca y lo pasamos en grande. No ha sido mucho tiempo pero ha sido una gran experiencia y he aprendido mucho.

Cuando volabas… ¿podías compaginar vuelos y música? ¿Estudias algo más?

Era difícil por los horarios, pero lo intentábamos, aunque ensayábamos menos que cuando no estaba volando. Entre los cambios de vuelo, los destacamentos, las imaginarias, etc… Y luego que iba cansada a veces a ensayar porque tenía el súper madrugón de las 4 am y al volver teníamos ensayo. Pero bueno, ¡todo sea por la música! Ahora voy a retomar mis estudios en Traducción e Interpretación.

¡Eres una todoterreno!Cuéntanos una anécdota en tu carrera musical y otra en tu carrera en la aviación

Pues que me vengan ahora podría decir cuando fui al programa “Esos locos bajitos” y le canté ‘Hopelessly devoted to you‘ a Constantino Romero. Recuerdo que me lo dijeron por teléfono y yo no sabía quién era pero mi madre y todos estaban super contentos cuando se lo dije. Luego también recuerdo un concurso de la Revista Vale en el que había que enviar una cinta cantando una canción de Britney Spears para ganarse dos entradas para su concierto de Barcelona. Yo tendría 10 u 11 años, mandé “Crazy” y gané. Fue increíble, fuimos mi madre y yo y nos lo pasamos bomba.

Y de la aviación, cuando casi se nos muere un niño que viajaba solo en Canair. Mi sobrecargo lo vio y tenía los labios azules. Yo estaba empezando en el mundo de la aviación pero ahí fue un momento clave porque tuve que dar yo sola el servicio mientras ella le daba oxígeno al niño.

Momento complicado donde los haya… y hablando de complicaciones, ¿es complicado vivir de la música? ¿Qué esperas ahora mismo de ella? ¿A dónde te gustaría llegar?

Complicadísimo. Siempre ha sido mi sueño poder vivir de ella. ¡Quería ser como Britney Spears!. Pero ahora sé que no es tan fácil, así que me conformo con poder seguir cantando porque es la forma que tengo de expresarme. Odio hablar en público, pero súbeme a un escenario y dame un micrófono, y ahí me puedo pegar todo el día cantando.

Sí, ¡te creo! Te presentaste a Factor X, a Operación Triunfo…

¡A todo! En el cásting de OT llegué hasta el final, en Madrid. Ese día me puse malísima y me quedé sin voz. Fue una pena porque quedábamos unos 100 aspirantes de miles que nos habíamos presentado.
También me presenté a Factor X en los cásting de Gran Canaria.

Bueno… ¿y eso de Eurovisión? ¡Te atreves con todo!

¡Sí! Fue para el año 2011. En esa edición podías presentarte como cantante o presentar simplemente una canción.
Yo lo hice de las dos maneras: por un lado ayudé a un chico que escribió una canción y yo la canté. Por otro lado me presenté como cantante con la canción “It’s my time”.

Si tuvieras que elegir… ¿Música o aviación?

Música. Sin duda alguna. Es mi gran pasión y lo que me llena de felicidad. Sin música no podría vivir. No pasa un día que no cante, siempre he vuelto loco a todo el mundo, menos mal que mi marido me acompaña en casa y cantamos a dúo, jajaja. La música siempre formará parte de mi vida, siempre ha estado ahí y no me imagino una vida sin música.

¡Muchísimas gracias, Laura! ¡Te deseamos toda la felicidad del mundo en tus proyectos!
Aquí os dejamos otro vídeo de Laura. Nosotros tampoco nos imaginamos la vida sin música. ¿Y vosotros?

Si quieres, puedes contactar con Laura a través de Facebook o seguirla en Instagram.