A bordoVideos Aviacion

Volando por la red: Aviación y fenómenos paranormales.

7141403507_2cb393a2a3_k

Todos hemos oído alguna vez en la televisión historias referidas a fenómenos paranormales que han ocurrido en hospitales, colegios o pueblos abandonados. Fantasmas, caras que se aparecen en paredes, e incluso movimientos de objetos.

Hoy recopilamos esas historias en las que se ha dado algún fenómeno paranormal a bordo de un avión o cerca de un aeropuerto…

 

La niña de la garita

Hace ya 37 años se producía en España el mayor accidente de la historia de la aviación. Dos aviones, 583 fallecidos y varios errores que hicieron que cada vez que se nombra el Aeropuerto de Tenerife Norte-Los Rodeos nos venga a la cabeza ese terrible suceso (podeís recordar lo que ocurrió en el post de Nita).

Días después de que ocurriera este accidente empezó a circular un rumor que aseguraba que tras el recuento de fallecidos faltaba una niña o niño. Esto dio paso a que supuestamente aparecieran numerosos fenómenos paranormales en la zona, concretamente en el cuartel de Las Raíces.

Entre estos fenómenos destaca el ocurrido a un militar durante la noche mientras vigilaba desde su garita. Al parecer sobre las 3 a.m. una niña de pelo oscuro, piel pálida y con la ropa rota se cruzó delante del hombre durante unos segundos. Le llamó la atención que a esas horas de la noche un niño estuviera solo en ese lugar así que decidió salir en su búsqueda, tenía miedo a que se hubiera escapado de su casa y pudiera ocurrir una desgracia.

Tras buscar y buscar el militar regresó a su puesto de trabajo para avisar a sus superiores de lo ocurrido. Cuando llegaron éste yacía en el suelo debido a una lipotimia. Al día siguiente se le tomó nota de todo lo ocurrido y decidieron que se tomara unas vacaciones.

A partir de este suceso algunos militares y vecinos aseguraron haber visto a aquella niña vagando por el lugar…

Boeing 747 Aerolíneas Argentinas - Flickr Aero Icarus

 

“El Malo”

La siguiente historia tiene como protagonista un Boeing 747 de Aerolíneas Argentinas matriculado como LV-MLO y conocido como “ El Malo”.

Este Jumbo fue uno de los primeros que pasaron a formar parte de la flota de la compañía argentina en Enero de 1979. Voló con ellos durante sus primeros 4 años de vida y después pasó a estar bajo los mandos de Metro International, Flying Tigers y Federal Express para en 1990 volver a volar con Aerolíneas Argentinas.

Muchas eran las tripulaciones que volaban ese avión cada mes, entre ellas se encontraba una azafata que había cogido cariño a aquel avión. Por desgracia la diagnosticaron una enfermedad que la haría fallecer al poco tiempo por lo que solicitó volar en ese avión en el que tan buenos momentos había pasado.

Al cabo de un tiempo la azafata falleció horas después de realizar el que sería su último vuelo en el LV-MLO.

Semanas después, el avión se sometió a una revisión. En ella trabajaron varios mecánicos entre los cuales dos de ellos aseguraron que una figura borrosa se les había aparecido. Los mecánicos revisaron todo el avión pero no se encontró nada fuera de lo normal.

Al poco tiempo, el personal de limpieza se encontraba trabajando tranquilamente hasta que escucharon algunos ruidos extraños, al igual que los mecánicos fueron a ver lo que ocurría y vieron la figura de la azafata con el uniforme que por aquel entonces se utilizaba en la aerolínea.

En el 2001 este B747 dejó de alzar el vuelo para siempre y sus piezas comenzaron a servir de repuesto para otros aviones. La desaparecida Air Plus Comet (antigua Air Comet) decidió llevarse los motores para sus aviones. Durante las labores de desmontaje varios mecánicos volvieron a escuchar diferentes ruidos. En esta ocasión no tenían acceso al avión por lo que utilizaron una grúa para poder mirar por las ventanillas. Allí se encontraron a la azafata con su uniforme…

El avión, que fue abandonado en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, recibió algunas visitas por parte de diferentes compradores este pasado verano según un anuncio que publicaba la aerolínea.

Cabina Caravelle - Flickr Mathieu Marquer

 

Vuelo 502 de Aviaco

Enero de 1978, un Caravelle 10-R de Aviaco (aerolínea posteriormente absorbida por Iberia) cubría la ruta Valencia-Bilbao.

Todo transcurría con normalidad hasta que minutos antes de aterrizar la tripulación es informada de que las condiciones meteorológicas no son buenas en Sondika. Es entonces cuando el comandante modifica la trayectoria de su avión con el fin de aterrizar en el aeropuerto alternativo, en este caso Santander, que reunía mejores condiciones. De repente, una gran nube se forma ante ellos. Al adentrarse en ella todos los instrumentos comenzaron a comportarse de forma muy extraña, los equipos de radio tampoco funcionaron correctamente por lo que durante los pocos minutos que duró ese extraño suceso fue imposible comunicarse con Bilbao o Santander.

Tras salir de la nube todos los instrumentos volvieron al mismo estado en el que se encontraban antes de introducirse en ella, como si nada hubiera pasado.

Tras aterrizar comprobaron que el trayecto entre ambos aeropuertos había durado el doble de lo previsto, unos 32 minutos y no los pocos minutos que tanto piloto como copiloto pensaron.

Hoy en día todavía no se ha encontrado explicación a este fenómeno…

¿Conseguirían vender a “El Malo”?, ¿Qué paso exactamente durante los 32 minutos que tardó el Caravelle 10-R en hacer un BIO-SDR?, ¿Seguirá la niña de la garita vagando por aquel lugar? Eso ya no lo sabemos…

Si tu también has vivido o te han contado algún fenómeno paranormal on board cuéntanoslo y publicaremos tu historia en el blog.

¡Felices vuelos y feliz Halloween!

Imágenes: Flickr Bill Abbott (imagen portada), Flickr Aero Icarus (Boeing 747 Aerolíneas Argentinas), Flickr Mathieu Marquer (cabina Caravelle).

Share: