A bordoAerolíneas a prueba

Aerolíneas a Prueba: easyJet. Cuando el “low” se identifica solo en el “cost”

easyjet-aerolineas-a-prueba-diarioazafata-tcp-cabin-crew-flight-attendant

Hace un par de semanas, easyJet me mandaba la confirmación de mi reserva para el vuelo de “Aerolíneas a Prueba”.
Un día antes del vuelo, me dispuse a hacer el check-in, y me encontré con la primera gratua sorpresa: easyJet tiene su propia aplicación móvil y gratuita. En menos de un minuto tenía en mi móvil las tarjetas de embarque con asiento asignado y un montón de información acerca de sus normativas de equipaje (un único bulto de mano y las medidas de siempre) y la posibilidad de que tu maleta sea bajada a bodega, si después de medirla en la puerta de embarque, no cumple las medidas establecidas.

Como tenía el billete en el móvil, no necesité imprimir tarjeta, pero si hubiera querido tenerla impresa, podría haberla pedido en el aeropuerto. Sí, también gratis.

boarding-pass-mobile-easyjet-diarioazafata

Madrid – Lisboa – Madrid con easyJet

El día 28 llegué al aeropuerto con tiempo de sobra para no perderme nada. Pensé que quizá vería llegar a la tripulación, pero recordé que la base de Madrid de easyJet cerró hace unos meses, de modo que la tripulación sería de otra lugar.
Mi Airbus con destino a Lisboa llegó con el tiempo un poco justo y tan solo pasaron unos 5 minutos desde que salió el último pasajero hasta que entró el primero de mi vuelo. Vamos, lo justo para hacer el security check, pero no para limpiar el avión.
Me sorprendió ver que no estaba más sucio que cualquier otro. Otra grata sorpresa.

Embarqué de última y me presenté a Samuel, el sobrecargo, y al resto de tripulación. Todo ellos fueron absolutamente encantadores conmigo y me facilitaron el trabajo todo lo que pudieron.

Tras el cierre de puertas, me sorprendió que los tripulantes solo hicieran la “Demo de Seguridad” cuando sonaba la voz pre-grabada en inglés.
Después del despegue, me prepare para escuchar la retahíla de mil anuncios de venta a los que estamos acostumbrados en las low-cost… pero esta no llegó. Solo escuché una presentación personal de los TCPs, con su nombre y su posición en el avión; el anuncio del servicio de bar y nada más, algo que agradecí sinceramente.
Durante el servicio de bar, observé que a pesar de que los TCPs se habían levantado temprano y que este era ya su segundo vuelo del día, estaban impecablemente uniformados y que la atención al pasaje no era en absoluto low-cost. Todo lo contrario. La tripulación ofrecía sonrisas, detalles y atención bastante personalizada.

Todo lo que hay en la carta menú es de pago y no es barato, pero ofrecen, además de lo habitual, una selección de cafés marca “Starbucks” y una selección de sandwiches calientes. Pude observar cómo los calentaban en un horno, cumpliendo en todo momento con las medidas de higiene y seguridad. Y lo observé por que no hay cortina que separe el galley delantero de el resto de la cabina, de modo que en todo momento, los pasajeros estamos viendo cómo trabaja la tripulación. Vemos cómo preparan el servicio de bar, cómo dan las voces o cómo manejan el panel de control de luces.
Sin cortinilla, también también se puede saber cuándo abre la puerta de cockpit y cómo cada vez que esto pasa, un tripulante se pone en ella para cubrirla físicamente y así impedir que cualquier persona que no esté autorizada, se acerque a la cabina de mando.

El día a día de un TCP de easyJet

Cuándo pudieron dedicarme unos minutos pudimos hablar de los nuevos uniformes, mucho más elegantes que los antiguos -con una chapita identificativa del tripulante y los idiomas que habla. Hablamos también de la maternidad en easyJet y me comentaron que las TCP que son mamás dejan de volar desde el primer minuto en el que saben que están embarazadas (evidentemente, pues esto es normativa internacional) pero que al reincorporarse a su puesto tras la baja de maternidad, pueden decidir si quieren aplicarse una jornada reducida. La compañía les da muchas facilidades para que puedan conciliar su vida laboral y familiar.

En cuanto a las líneas y pernoctas, sabemos que duermen siempre en casa, que hacen una media de unos cuatro vuelos al día (en su caso, después de estar en Madrid, volaban a Bilbao y luego vuelta a Lisboa, a su base.
Hablamos también de las contrataciones: easyJet no es una compañía que priorice factores como la edad o la experiencia previa, si no el nivel de inglés/idiomas, y cualidades como la capacidad de trabajo en equipo, la asertividad o la actitud. De modo que puede que tengas 32 años y nunca hayas volado, pero si cumples con otros requisitos, easyJet te dará la oportunidad de unirte a su tripulación. Por último me “chivaron” que esperan la llegada de un quinto avión a la base de Lisboa, desde donde abrirán nuevas rutas, pero de momento tendremos que esperar un poco para saber cuáles son.

 

El vuelo de Madrid a Lisboa duró unos cincuenta minutos, así que entre tanta charla, cuando quisimos darnos cuenta el copiloto ya anunciaba (asombrosamente en 3 idiomas, español, portugués e inglés) el inicio del deseasyjet motorcenso y tras asegurar la cabina, aterrizamos en Lisboa puntualmente.
Pude despedirme tranquilamente de la tripulación y darles las gracias por su ayuda… y como no podía ser de otra manera, me fui a pasear por Lisboa.

Al volver al aeropuerto me di cuenta de que la terminal era diferente a aquella a la que había llegado hacía unas horas. Cuando aterricé en Lisboa lo hice en la T1, y cuándo embarqué en mi vuelo a Madrid, tuve que dirigirme a la T2: bastante pequeña y con apenas un par de cafeterías.

Para mi sorpresa, en el segundo embarque hubo algunos problemas con el tema de las maletas. Obligaban a todos los pasajeros a cumplir con la normativa de llevar un único bulto de mano y varias personas tuvieron que salir de la fila, abrir sus maletas en el suelo de el aeropuerto y tratar de meter sus bolsitos dentro. Caminamos por la pista hasta el avión, siempre guiados por personal del aeropuerto.
Mi nueva tripulación declinó aparecer en ninguna fotografía o contestar a pregunta alguna. Obviamente, aunque hacemos este tipo de reportajes con el consentimiento de las compañías aéreas e invitados por ellas, respetamos que las tripulaciones no quieran aparecer en las foto. De modo que en este vuelo me centré en observar… y bueno, observé que las chicas, en su tercer vuelo del día, estaban más cansadas que mi primera tripulación, pero seguían haciendo su trabajo de forma muy profesional. La atención era igual que en el vuelo anterior: amable y educada. La uniformidad estaba perfecta y el cumplimiento de procedimientos, intachable.

Como anécdota, os contaré que ojeando la revista a bordo vi un fantástico reportaje sobre Valencia… Valencia, según easyJet, es una preciosa ciudad de Andalucía. Un pequeño fallo geográfico…
Además en la revista también encontré una entrevista a una TCP, a un piloto instructor, y algo que me llamó la atención: ¡un curso para perder el miedo a volar! ¡Algo muy útil!. Enseguida aterrizamos en Madrid a la hora programada. Ni un retraso en todo el día. No está nada, nada mal ¿no?

Valoración General

Limpieza – Excelente. Pensaba que, debido al reducido tiempo de escala, la limpieza dejaría bastante que desear, pero en ambos vuelos la cabina de pasajeros, aseos, bolsillos del asiento, etc… estaban perfectos.

Seguridad- Aunque no tuve la oportunidad de hablar con las tripulaciones sobre este tema, sabemos que easyJet es una compañía en la que la seguridad es absolutamente prioritaria. Y los procedimientos que pude ver, como la protección de cockpit, los asegurados de cabina, o los briefing a los pasajeros sentados en salida de emergencia se cumplieron impecablemente.

Servicio- El servicio es de pago, pero los productos son de mejor calidad que en otras compañías. Además la atención fue muy agradable.

Puntualidad- Aunque el primer vuelo llegó con el tiempo justo, despegó puntualmente y ninguno de mis vuelos llegó tarde a destino.

Volar con easyJet desde el punto de vista de pasajero se puede resumir en tres conceptos: comodidad, seguridad, y ambiente agradable. Mucho más que hace unos años, lo cual significa que van mejorando y seguro que seguirán haciéndolo.
Volar con ellos como TCP es algo que yo no os puedo contar, pero por suerte, ya lo hizo Jalil en esta maravillosa entrevista.

Podéis conocer más cosas acerca de easyJet España en su blog y en sus redes sociales.

Nota: Os pedimos disculpas por la calidad de las fotos. En esta ocasión no pudimos disponer de un equipo fotográfico ya que la prueba a easyJet nos coincidió con otro reportaje. ¡Gracias!

Share: